EL BARÇA ES GANAR CONTRA 10

Anuncios

El número diez es base de varias culturas y civilizaciones, al ser el número de dedos que suman ambas manos. El Barça siempre apuesta por esa X, el diez en romano, para poder acabar con sus rivales. Ya ni me acuerdo el numero de partidos en que el Barça ha ganado en esta Liga contra equipos con un jugador menos, dos e incluso tres expulsados por el trencilla,  sibilinamente manejado por Gaspart, como jefe de los árbitros y un Sanchez Arminio que ha declarado su odio hacia todo equipo que no sea el Barça. Todo está propiciado por una dictadura en el fútbol español. Villar lleva 28 años, he dicho 28 años como presidente de la Federación, que como nacionalista vasco siempre ha mareado la justicia para acabar con el centralismo. Es algo simplemente político.

EL BARÇA ES GANAR CONTRA 10

Luis Enrique puede engordar fatuamente como técnico, pero tiene a un Barcelona absolutamente aburrido, desgastado, increíblemente agotado, dada la ausencia de astucia y talento de su entrenador. Messi parece un “muerto viviente” en el terreno de juego. Neymar sólo piensa en salvar sus problemas legales y fiscales. Suárez ha llegado muy lento al final, como todo el equipo.

Mateo Lahoz de los “segadors sacó el “martell” para acabar con el Betis. En tal que le sacó a Messi una tarjeta, se asustó. A la siguiente jugada , sin compasión, sin justicia, le sacó una primera tarjeta absolutamente injusta a Westermann, que luego acabó con la expulsión del bético y la normalidad barcelonista de jugar frente a diez, con un gol regalado y un patético partido. Pero será campeón. Es un Barça melancólico, en sus peores momentos, porque ellos saben que roban futbolísticamente. ¡Ánimo campeones!.

Telegráficamente. Simeone sigue paseando por el quicio del abismo. Es imposible resistir constantemente una ventaja de uno a cero. El desgaste es bastardo, imprevisible. Tanta defensa numantina siempre tiene un final melodramático. Todos terminaron en Numancia con el suicidio colectivo de los defensores… Veo excesivo optimismo de cara a Múnich. No lo veo tan claro. Todo lo contrario. Soy pesimista hasta con la supuesta ventaja del Real Madrid.

Telegráficamente. Dudo de la categoría intelectual futbolística de Zidane,  cuando apuesta por Borja Mayoral. Lo siento. Se trata de un mediocre ariete que jamás servirá par el Real Madrid y Zidane olvida al dominicano Mariano, cuando es potencia y gol. Hasta que no quitó a Jesé de ariete y lo puso por la izquierda, Bale no pudo hacer gol. James e Isco deben ser traspasados. Sin perdón. Lucas Vázquez es incapaz de jugar por el lado izquierdo. Casimiro es imprescindible. Bale no tira del carro “es el carro del Madrid”. Cristiano posa en su su propia cruz por jugar contra el Eibar, contra el Getafe, por su patética cuenta de goles. En su pecado lleva su penitencia. Es un “cristiano” al borde de ser excomulgado por el fútbol, por la Champions.

0
0

POSTS RELACIONADOS

Los comentarios están cerrados.