ARGENTINA, AL PSIQUIATRA

Anuncios
ARGENTINA 0 3 CROACIA

ARGENTINA, AL PSIQUIATRA

Me gustan mucho los tangos. Son  como el “quejío” flamenco, el blues del delta del Mississippi. Y mi favorito de lejos es el gran tema “Yira, Yira” cantada por el enorme Carlos Gardel. Y el gran estribillo musical: ”verás que todo es mentira, verás que es nada amor, que al mundo nada le importa, Yira, Yira”.

Va dedicado a Messi, que para mí es el mejor jugador del mundo, con mucha diferencia, pero que ese mito, encerrado en un frasco venenoso, llamado Maradona, le lleva a la más ingrata insignificancia. Sinceramente, si soy Messi jamás jugaría ya con la selección argentina. Que se queden con sus complejos, su sistema de superioridad ridícula. Así que jamás “llores por mí, Argentina”.

Poor otra parte, me dicen muchos técnicos madridistas, que si estudiamos bien la trayectoria de Messi en la últimas temporadas, siempre ha sido un jugador celestial, increíble en esa Liga flaca de equipos, sólo disfrutada por los de siempre. Tan sólo dos o tres equipos. Que Messi ha fallado estas tres últimas temporadas en partidos decisivos. Sin ir más lejos, en Roma hace no muchas semanas. Messi está sometido a la dictadura de que un argentino siempre va al psiquiatra. Según, últimos informes, en Argentina hay 649 habitantes por psicólogo. La selección nacional es siempre la mejor paciente para el entuerto nacional.

ARGENTINA, AL PSIQUIATRA

No se quiere reconocer que el fútbol argentino actual es una mentira. Croacia, que hace dos años, le pegó un baño descomunal a la desintegrada selección de Del Bosque, es un soberbio equipo. Sobre todo, con ese eje Rakitic, Modric, que ensalza el más deslumbrante fútbol de un país tan pequeño. Gran equipo, de momento. El gol de Modric pasa a la antología del fútbol en el mundial. Un directivo del Madrid asegura  que Zidane sólo ha presumido, pero que no se ha tenido en cuenta la enorme calidad de Modric, Ronaldo, Bale, Ramos, Kroos, etcc.. , que le salvaban de su mediocridad táctica. Es tan fácil ser entrenador con esos jugadores,  que se da todo por satisfecho.

Ese ridículo personaje que es Sampaoli, que ni tiene cuerpo mental técnico, ni cuerpo para tanto tatuaje, se tendrá que pasar también por el psiquiatra. El descenso del fútbol argentino a los infiernos es paralelo a su mentalidad de país rico, que como su selección se encuentra en la bancarrota. Dybala, Higuaín, Agüero y ese Caballero, que sólo le gustaba al ingeniero Pellegrini están muy sobrevalorados . Es un desastre. Es un  equipo “más perdido que un turco en la neblina”, frase popular argentina, cuando en España se decía que un “borracho” era un turco.

6
0

POSTS RELACIONADOS

Los comentarios están cerrados.