AUBAMEYANG , EL NUEVO HÉROE

VALENCIA 2 4 ARSENAL

AUBAMEYANG , EL NUEVO HÉROE

Un milagro en Mestalla era francamente difícil. Ya vimos en Londres que el Arsenal es un equipo mejor estructurado, muy trabajado y que machaca con esos dos asesinos del área, Lacazette y Aubameyang, que son probablemente los Simon & Garfunkel del fútbol actual europeo.

La estructura de Marcelino no es fiable ofensivamente. Tiene excesivas lagunas en ataque posicionales, que es lo que necesitaba frente al Arsenal. Al contragolpe, sí que parece otro equipo, más dañino, insoportable.

Por eso, hubo un momento que el Valencia rozó el dos a cero y pensé que en ese caso podría matar al equipo londinense. Porque obligado el Arsenal a atacar, el Valencia le hubiera podido destrozar al contragolpe con la velocidad de Gayá, Gameiro, Rodrigo y Guedes.

No llegó ese segundo gol, que hubiera sido el mísmísimo maná para los valencianos y, por tanto, el equipo de Marcelino tendría que remontar en ataques estáticos, sin ese jugador letal que ponga los pases definitivos a los atacantes. Es decir, un Ozil. Parejo juega demasiado lejos del área y el Valencia carece de interiores con pase y llegada.

Más por espíritu que por buen juego, el Valencia siguió rezando al cielo por si llegaba el milagro, como si fuera un equipo inglés, pero ni tenía el tino ni la capacidad física suficiente.

AUBAMEYANG , EL NUEVO HÉROEAunque el Arsenal se dejaba ir a la corriente natural del partido, sin más ambición, ya que se sabía ganador y finalista, Aubameyang aún tenía más hambre, mucha más hambre, que barbaridad.

Es probablemente el delantero más peligroso del fútbol mundial, por su velocidad y su facilidad goleadora. Un jugador que deseaba jugar en el Madrid, que a Florentino no le gustaba y que se tuvo que ir a Londres. Una expresión más de que desde hace unos tres años, el Real Madrid está como estado de hibernación en ideas e invenciones, en cuestión de fichajes, por tener el estómago tan lleno de Champions.

Ha sido una pena lo de Mestalla, porque la temporada del Valencia, aunque no te guste Marcelino, tiene un valor indiscutible y soberbio. Aun le queda otra final y podría tener a un Barcelona en un estado deprimente, tras la humillación de Liverpool.

Es probable que Unai Emery no sea un entrenador regular. Quiero decir que es posible que sea más especialista en Copas que en Ligas. En su caso, su estigma fue aquella eliminatoria que perdió el Paris Saint Germain en Barcelona, en medio de un soberano escándalo. De lo que no hay duda de que un auténtico especialista, un profesional implacable en la Liga europea. No se nos olvide que ganó tres títulos consecutivos con el Sevilla, algo insoportable e imposible de repetir. Ahora, tras avasallar al Valencia, es posible que atrape su cuarto título en una competición que, efectivamente, no es la Champion, pero tiene un aroma continental magnífico.

6
0

Consigue notificaciones en tiempo real de las últimas publicaciones. ¡Suscríbete!

También podría interesarte

Los comentarios están cerrados.