BALE, A LA HOGUERA

Anuncios

BALE, A LA HOGUERA

El fútbol no puede ser el mundo de la “folie”, una locura siniestra indecente. Los agentes, los comerciantes de jugadores españoles, se revuelcan de gusto ,porque arrecia la campaña contra Bale, el galés, que se equivocó gravemente al firmar por el club blanco. Jamás debió venir al Real Madrid. Ahora, se pudre sólo con su madridismo y su sóleo.

La campaña del diario AS es repugnante, porque se edifica sobre el odio del director del diario contra Florentino Pérez. Bale es el fichaje de Florentino. Por tanto, hay que acabar con él, hay que llevarle a la hoguera. Mientras pontifican y alaban la renovación de Isco, que es una vergüenza.

Ha sido enfermiza la táctica de ese pésimo secretario técnico del Real Madrid, llamado Florentino Pérez. Es el delirio de un presidente que quiere convertir al equipo madridista en un odioso Herodes, que edifica el templo del dinero para rezar fútbol, un Taj Mahal, casi un mausoleo que entierra el fútbol para convertirse en un mercado de especuladores.

El caso Bale es un error y un horror. Bale jamás triunfará en el Real Madrid. Está señalado con un estigma. Desde que llegó, le han acusado de que es un herniado, cojo de una pierna, un reflectario, un anti-compañero y que sólo  quiere oscurecer al narciso del equipo, el semi-acabado Ronaldo.

BALE, A LA HOGUERA

Partido a partido, Zidane  ha castigado a Bale como defensa derecho, como si él nada más que tuviera que trabajar. Zidane es un mediocre, siempre lo será y esta creo que esta es su última temporada en el Real. La flor se marchita y se marchita Bale ya está absolutamente rodeado de despropósitos, repleto de pelotas, asquerosos comisarios de los agentes de futbolistas y plebeyos de la corte Pérez.

Para decir la verdad, Gareth Bale tampoco se esfuerza en integrarse a Madrid. Sigue sin aprender español, apenas se relaciona con sus compañeros lejos del vestuario y vive aislado con su mujer y sus hijos en una especie de jaula de diamantes, en la que sólo le conduce una puerta hacia el club de golf.

Sin embargo, se empeña en triunfar en el Madrid. Es imposible. Bale está condenado. Lo condenó Ronaldo cuando se enteró que costó más caro que su fichaje. Los pelotas de la directiva  ya lo han llevado a la hoguera. El Madrid es como una especial “Santa Inquisición Futbolística”. Y siempre se piensa que un cuerpo convertido en cenizas, ya no puede resucitar del más allá, es decir, en la Premier League.

8
2

POSTS RELACIONADOS