El Barça ha pedido el referendum para salir de España. Dirigido por el torpe Bartomeu, tramposo, maquillador de números  y acusado de estafa por los tribunales, la última escapada hacia adelante, hacia el vacío, ha sido la de provocar la ira y la consternación en millones de fans del Barça, que ven con terror como el club de sus amores se ha posicionado a favor de un referéndum para Cataluña y provocar el nacionalismo centrífugo de una mitad de los catalanes.

No es que el Barcelona  se haya metido un tiro en el pié por culpa de semejante y bochornoso presidente, que es sin duda  el peor de toda la historia del Barça, es que además es tan torpe que no ha aclarado si se trata de un referendum refrendado por el estado español o, simplemente, un referéndum por decreto, como los viejos dictadores a lo  Tirano Banderas. No es posible tanta torpeza, porque da la impresión que el Barça como equipo  quiere la independencia de España.

Por tanto, quiere convertirse en  el maravilloso equipo líder de una Liga Catalunya, donde quizá hasta el Español estuviera vetado, pero sí para jugar con el Hospitalet, el Nastic o el Terrassa. Calibra mal cuando piensa Bartomeu que el Barça es tan poderoso que nadie se atreverá a expulsar a su club de la Liga Española, una vez proclamada la República Catalana. Es tan estúpido como ese pretencioso pensamiento.Es tan increíble que se cree que los más exaltados espectadores que acuden al Camp Nou son los millones de seguidores en España y en todo el mundo. ¡Que barbaridad!

Una salida de Cataluña de España provocaría el mayor rechazo de millones y millones de españoles, incluido dirigentes deportivos que jamás permitirían que los clubs catalanes se inscribiesen en el fútbol español. Es algo tan obvio que hasta un retrasado mental se da cuenta de ello.Es tan tope Bartomeu que ni ha calibrado las consecuencias para su club.

“Il sorpasso” no sólo provoca la irritación de millones de seguidores que no creen en los nacionalismos, en los regionalismos , sino que provocarían odio, malestar .Por tanto, el club dejaría de ser el gigante maravilloso que es hoy en día . Se convertiría en un pequeño enano , en un país de liliputienses. ¿Que harían? ¿Jugar contra Andorra?. ¿Implorar a la Liga Francesa?. Jamás sería igual.

Un club de fútbol no puede hacer una manifestación política , porque automáticamente desemboca en una guerra civil de sentimientos encontrados. Produce la división y el enfrentamiento. Una vez me dijo Mick Jagger que jamás le diría a nadie, no lo díría  nunca públicamente a quien votaba, porque automáticamente los fans de los Stones que pensaran diferente de Jagger dejarían de ser sus alíados.

El comunicado del Barcelona de estos días es el más torpe ejercicio de nacionalismo político y de sentido deportivo mal aplicado a un equipo de fútbol. Pasa a los anales de la historia del fútbol y del Barcelona como club.

Otra cosa es lo que yo piense personalmente. No lo digo con rencor o con apasionamiento. Prefiero que Cataluña sea independiente. Algo irremediable por otra parte, dado el desarrollo del envenenamiento de los niños en la enseñanza catalana. No quiero que nadie en mi casa estuviera a disgusto y que yo le obligara a quedarse. Ni referéndum ni zarandajas. Por una Cataluña libre y liliputiense. Con el todo el empuje de la xenofobia catalana. Además, los que no quieren salir de España, se merecen una Cataluña independiente, porque ni luchan ni se manifiestan y sólo unos pocos no tienen miedo a las hordas separatistas.

13
4

About the Author

Por Julián Ruiz en May 08, 2017

Julian Ruiz, periodista deportivo, ingeniero musical y productor de discos. Como periodista trabajó durante más de 11 años en el diario Marca. Actualmente es colaborador habitual del periódico El Mundo.

Comentarios (2)

  • Petrosian

    Maravilloso.

  • Jose Maria Martin Escudero

    Hoy si que estoy de acuerdo contigo al 100%.

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...