Que Brasil siga con vida es un puro milagro. El milagro de Belo Horizonte. Pobre Jara, que se metió el gol en propia puerta y que no pudo empatar en la tanda de penaltis porque Obatalá y la santería brasileña habían hecho ya un pacto con el diablo.

Neymar. | Efe

Pero pase lo que pase hasta el final Brasil da lástima. Me muero de risa con ese personaje-bufón futbolístico llamado Felipao Scolari. En la previa, en medio de su desfachatez, decía que había que seguir el ejemplo del Atlético de Madrid. Es decir, crecer a través de la solidez defensiva. Es un cachondo.  Es tan inepto que ni se acordaba que la solidez rojiblanca era también gracias a dos jugadores brasileños como Miranda y Filipe Luis, a los que ni ha seleccionado. 

Su selección ni tiene seguridad en retaguardia ni tiene toque en el centro del campo ni tiene gol ofensivamente. Me he confundido. Neymar no es Robinho. Es bastante peor. Neymar es como un jugador trilero, una estrella para los Harlem Globetrotters si se fundaran en el fútbol. No aparece como Messi o como Cristiano Ronaldo cuando hay que aparecer. Eso sí, es muy bueno para tirar penatis pero ni tiene presencia física ni técnica. Es un desastre a la hora de aguantar minutos. Todo le parece una travesía en el desierto. Ha tardado en comer proteínas, por eso ni podía respirar en la segunda fase.

Scolari se empeña en Alves y Marcelo. Son dos coladeros. Ni vieron a Alexis en todo el partido. Y como Felipón odia a Mourinho porque le echaron del Chelsea hace cinco años, ni quiere saber nada de Ramires y Willian, que son infinitamente mejores que los que juegan. Sobre todo, que Luiz Gustavo. ¿No hay mejores arietes que Fred y Jo en todo Brasil? Es una ignominia en el país de Pelé, Garrincha, Ronaldo, Romario, Rivaldo. Da hasta vergüenza ajena. Venga Felipao, vete a Passo Fundo, de donde eres. No engañes más a una nación y a un pueblo que cree en su fútbol.

Seguro que ahora hablaremos de la mala suerte de Chile. Sí, la tuvo. Sobre todo en la prórroga con ese disparo de Pinilla que se estrelló en el corazón de Santiago al ir al palo. Pero, de verdad, que floja selección técnicamente. Sólo presiona, corre, lucha, pero técnicamente es floja, muy floja. Que se rieran de la selección de España me sigue pareciendo aún más esperpéntico. Pero el Marqués ha anunciado ya ante sus acólitos que sigue, como 'patrimonio nacional' del marqués de.. Leguineche.

0
0
No hay etiquetas en este post.

About the Author

Por Julián Ruiz en Jun 28, 2014

Julian Ruiz, periodista deportivo, ingeniero musical y productor de discos. Como periodista trabajó durante más de 11 años en el diario Marca. Actualmente es colaborador habitual del periódico El Mundo.

No hay comentarios

Deja un comentario