EL BARçA, ‘MOLT MéS’ QUE UN CLUB

Anuncios

El pésimo técnico que es Luis Enrique decidió que con el segundo gol de Rakitic ya había ganado el lance… Y sacó las rebajas. Mathieu, el coladero; Sergi Roberto, el multiusos y Munir, el apocado. Reservaba a Allba, Rakitic y Messi, como si su cabeza ya la tuviera en Tokio. Pero me temo que es peor que eso. Como en Mestalla le habían sacado los colores por no realizar ningún cambio, tomó la decisión de todo lo contrario, ya que él es un gran estratega. Pero es que es tan mediocre que no se dio cuenta de que al que había que quitar era Busquets, que a los sesenta minutos, ya no podía con su alma. Fue con su cansancio el benefactor de un sorprendente Deportivo y del trance final. 

El resultado es que su equipo no gana un partido. No perdió en Leverkusen porque se le apareció la virgen y ante el Deportivo, simplemente, como siempre pasa en muchas Ligas, le robaron la victoria al Deportivo. Ya me dirán dónde estaba el fuera de juego de Lucas, que fue más que Suárez, pero sin morder ni dar pisotones. Estos hurtos son habituales desde que Villar está en la presidencia y como decía el 'gurú' de Prisa, el Madrid es "menos que un club". Desde luego, con estos pecados. Y, por supuesto, el Barça es el equipo invencible. 

Pero es que ya en el primer período fue una injusticia que el Barça fuera ganando, un despropósito. Quien anestesió al Barça, quien tuvo las ocasiones de marcar fue el soberbio equipo de Víctor. Tanto Jonathan como Luisinho más el fenómeno Lucas les dieron la tarde al 'pokerman'   Piqué -en baja forma absoluta- y un Mascherano que ha perdido velocidad. Pero, a balón parado, apareció Messi, cuando se temía desaparecido.

EL BARçA, 'MOLT MéS' QUE UN CLUB

Messi, rodeado de futbolistas del Deportivo en el Camp Nou. (Foto: Afp)

Sabía que al argentino le iba a costar la forma, pero no suponía que Messi rescindiera de jugadas personales y que hubiera perdido esa chispa de velocidad fulminante. Me dirán que faltó Neymar. Pero ¿no se acuerdan? Neymar jugó en Mestalla y demostró llevar el Robinho que viaja en su alma. Ya verán que no aparecerá en casi todas las ocasiones que se le necesita. Es un estigma brasileño. Al menos, Robinho era más alegre en su juego. 

Punto a punto, el Barça se recupera a base de ayudas arbitrales. Con un sistema juridíco y reglamentario de una 'casa del fútbol' que es una sucursal más de la podrida FIFA.

Ustedes piensen un poco, sólo un poco. Suárez le pisa a un contrario, le hace hasta sangre. Todo el mundo lo vio. Pues ni una tarjeta ni una sanción, porque no estaba reflejado en el acta. El Madrid coloca a un ruso sin darse cuenta, sin intención, en un partido de Copa para liberar el incruento número de partidos a los titulares. Ni mucho menos pensando en él como una ventaja. Pues, como tenía una tarjeta amarilla, en el mes de marzo, pero no en su actual equipo, sino en su anterior equipo, al Real Madrid, que está claro que ha hecho trampa y que es "menos que un club", le echan de la competición de Copa.

Con la denuncia de un impresentable Cádiz, el equipo vulgar y antideportivo por naturaleza que incluso acusa al madridista de 'poco señorío' por no renunciar ante los diferentes comités manejados por un 'hooligan' del Barça, que es el ex-presidente Gaspart. Otro 'hooligan' el comentarista del partido en Telefónica, llega al paroxismo y denuncia que cómo era posible que un jugador como Bergantiños, que no había metido nunca un gol ni a un bote, se le ocurría meter uno al poderoso Barça.

Efectivamente, como dice el 'gurú' de Prisa, el Barça es 'molt mes' que un club. Y el Madrid, bastante 'menos que un club'. Pero bueno, en el delirio de Prisa llegan a escribir que el galeón San José no es español, sino colombiano y que España no debe reclamarlo. El pacto con el diablo tonto es tácito en algunos personajes.

0
0

POSTS RELACIONADOS

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Los comentarios están cerrados.