EL CADETE ZIDANE

Anuncios

La gran pregunta es saber si el Madrid podrá remontar en Chamartín. Me temo que sí. Que el Wolfsburgo, aunque meta el autobús de la Volskswagen, será muy difícil que al menos no reciba tres goles. No puede tener tanta suerte a la espalda. El viento no soplará a favor tanto tiempo. Pero, ¿aguantará el envite? Mi pronóstico puede ser no válido.

En cualquier caso, el Madrid de Zidane está en el alambre. Al borde del precipicio. “Close to Edge” , como decían ‘Yes’, en aquel maravilloso álbum de rock sinfónico. No quiere imaginar el Madrid que se crea unos de los los temas, el sensible ‘The Apocalypse’. Sí, si, desde luego,  sería el Apocalipsis de esta temporada. El de Zidane y, sobre todo, el Florentino Pérez.

¿Por qué? Porque es el Madrid posee una plantilla actual liderada por dos capitanes como Sergio Ramos y Ronaldo. Un par de narcisos con menos intelecto futbolístico que un hombre que jamás haya leído un libro. Esos mismos capitanes que mandan en el vestuario son los que engrandecen un  “vedettismo” estúpido, a poco que surge un un buen resultado. Tras el pequeño éxito en  el Camp Nou, este equipo repleto de propaganda, en lugar de humildad, se pudre como ídolo con pies de barro. Es una subida de ego insoportable, amamantada por la “madre” directiva. Es esperpéntica.

Del estúpido tremendismo, tras la victoria en el Camp Nou, he leído que hasta Casemiro es el mismo espíritu de Beckenbauer. Tras, tras. Justo a su primera jugada en el área,  le hace penalti al único delantero del equipo alemán. Pero eso no es nada. Porque hasta el chauvinismo más radicalizado leía en ‘L´Equipe’,  un diario que entra en su propia jubilación , como la mayoría de los viejos dioses del papel, de que era “Super Zidane”. Cuando Zidane se había comportado como un pardillo en el Camp Nou como escribí, salvado en el el minutos sesenta, cuando el Barça no podía ni con su culo. Ese era el gran ‘Súper Zidane’.

En fin, ya he escrito en innumerables ocasiones que un “cadete es un cadete”. Zidane es un novicio en estos del ‘banquillo’. Desde un principio, me demostró que se había estudiado muy poco al adversario. Mi tocayo Julian Draxler, al que tanto veces he alabado, debía ser un jugador desconocido por Zidane. Porque si pone al brasileño Danilo, un jugador que no sabe defender, está arriesgando todo  el equilibrio del Madrid, como así sucedió. Desde que le han dicho  a Zidane que ha acertado con Casemiro, no ha variado su tacticismo. Cuando ese sistema hay que variarlo según sea el contrario. No es lo mismo el factor Casemiro contra el Barcelona, que  contra una manada de “lobitos” de abuelitas  de un una pequeña ciudad alemana, en plan Caperucita, por mucho que sea una fábrica de coches.

Todo ello sin hablar de los gruesos problemas de Benzema y Ronaldo, en decadencia  supina. Jamás entenderé a esos “gurús” que pontifican sobre la calidad de Benzema, cuando es un inútil de cara al gol -desperdició dos ocasiones mollares y sólo se lesiona como un ‘pied noir’- . Cada vez que me hablan de la BBC se me encoge el alma. La BBC es un mal invento que sólo se mantiene por la primera B de Bale. Como el Real Madrid no fiche a un goleador, siempre le pasará lo mismo.

Anoté hasta 12 centros, la mayoría fantásticos de Bale, para que Ronaldo marcara tan sólo un tanto.  Cristiano ya es sólo un ex-jugador , como hemos dicho en muchas ocasiones. Luego está, el problema supino y  defensivo. Pepe y Ramos son dos centrales anticuados, reaccionarios. Insufribles en partidos cuando el rival soló juega al contragolpe. El problema es el mismo de siempre, desde los tiempos de la última temporada de Mourinho. Se llaman Ramos y Ronaldo, con la colaboración del cadete Zidane. Pero, ¿quién hará la revolución?. El Madrid necesita un nuevo líder. Pero no existe ese Mesías que Florentino creía que lo había encontrado en  Zidane. El infierno llega la semana próxima. Para todos. Incluso para Pérez, Ramos, Ronaldo y Zidane.

0
0

POSTS RELACIONADOS

Los comentarios están cerrados.