EL CASO DI MARíA

Anuncios

            Carlo Ancelotti, semi-retirado, estaba fuera del Madrid poco antes del cabezazo de Ramos. Vino a jubilarse y se va a jubilar, aunque con un sufrimiento para una plantilla supranatural. 

            Creo que el caso Di María va a ser su test final como técnico con personalidad. Si se va Di María es la consecuencia de su falta de agallas. Y es algo más que probable, con lo que el Madrid hace un negocio asqueroso, porque se queda con James, que ha costado ochenta millones y venden al argentino por bastante menos dinero, cuando es un jugador más importante entre los blancos. Todo sin hablar del otro caso asqueroso. El de Diego López. Ancelotti ha tenido la desfachatez de decir que el gallego se quería ir. Es ignominioso. De vergüenza ajena, aunque más imposible es la desfachatez de Casillas, que se queda como sea, porque,¿quién le va a pagar a Casillas los 30 millones que tiene que pagarle el Madrid, bajo contrato, tras su ridículo universal en el Mundial?. Es todo un bochorno. Un ridículo que se vuelve contra Ancelotti, porque traga por hacerlo titular, con el ridículo final de ese gol que regaló Casillas al Atlético, siempre agazapado en la línea de gol en cualquier corner, con el pánico recorriéndole todo el cuerpo.

            Luego está el reaccionario sentido nacionalista del Madrid. En un mundo absolutamente global sigue con una política "nacionalista" de tirar setenta millones por el sumidero con los fichajes de Illarra e Isco, mantener a un Xabi Alonso, que está absolutamente acabado, y el tema del "casillismo" más que desagradable. A este paso, Hierro, con más personalidad y con más visión del juego, se hará con todo. Seguro que Hierro no va a jugar al tandem , como jugó Zidane con Ancelotti. Esta vez, honestamente, Ancelotti no se come el "pavo" como vulgarmente se dice. Los jugadores notan esa falta de personalidad, de liderato. Hay un vacío, un "fantasma" en el banquillo.

            En cuanto al Atlético, cuanto peor técnicamente es su equipo, más reaparece el bastardo "bilardismo" de Simeone. Fútbol colérico, asqueroso, miedoso, pequeño, cobarde. Pero, ¿que va a hacer el cholismo ,cuando sus dirigentes se llenan los bolsillos con los traspasos y le traen burdas mediocridades?. Simeone recurre al bunker, jugar a las "guerrillas", y esperar un regalo de Casillas en un córner, como ocurrió en la final de Lisboa, pésimo partido, un partido falto de ritmo y con la impresión de que Ancelotti jamás hará un equipo del Real Madrid. Incluso ha borrado o está borrando lo que era maravilloso en el Madrid, el contragolpe. Y cuando creíamos todo que el Madrid tenía un líder en el centro del campo, llega Ancelotti y lo expulsa  hacia a la izquierda, con un acabado Alonso, como Casillas, como el ariete inútil de Benzema. ¿Llegó a jugar el lance?. Tengo mis dudas. Ya no es ni un gato en ataque, como decía Mounrinho. 

            Mientras, el trencilla catalán se come un penal de los del estilo Sánchez Arminio, desde el fabuloso Comité de Arbitros.

0
0

POSTS RELACIONADOS