EL ECLIPSE DEL REAL MADRID

Anuncios

El Manchester United ha perdido la batalla por Sergio Ramos, según aseguraba el 'Times'. El Madrid se ha negado a incluirlo en la 'operación blanca' por De Gea. El 'ogro holandés' Van Gaal ha perdido también una de sus peticiones, el francés Morgan Schneider, que ha dicho claramente que prefiere irse con su compatriota Wenger al Arsenal. El Southampton espera otra oferta. 

Es como si con Van Gaal nadie quiere ir o estar en el Manchester United, salvo el ínclito Sergio Ramos, al que han utilizado como moneda de cambio para encarecer el perder al meta De Gea, que es el verdadero objetivo de Van Gaal. No le gusta Váldez. Los Ramos se han convertido en dos enemigos espesos de los intereses del Real Madrid. Algo kafkiano.

El 'estratega' Rene Ramos, que ni siquiera habla inglés, ha puesto al Real Madrid en un grave compromiso con sus emociones monetarias. Ni se dieron cuenta -o quizá sí- de que han sido manipulados y utilizados como cheque de cambio para que De Gea no se vaya. 

Tal despropósito ha causado una crisis en la Casa Blanca de enorme dimensión. Con los dos capitanes 'amotinados', la brecha es parecida a la del 'iceberg' en el Titanic. Son incluso motines diferentes. El caso Casillas es porque el Madrid quiere que se vaya y él no quiere. Y el caso contrario con Ramos, que quiere irse cuando antes el Real Madrid no quería. La tragicomedia es que nadie los quiere, salvo a coste cero, como ya ocurrió con Raúl y Guti

La Casa Blanca sabe que ahora mismo ambos capitanes se han convertido en dos tumores en el cuerpo madridista. Sean benignos o malignos, al club  no le queda otra salida que extirparlos. El clima, el ambiente dentro del club y el vestuario sería asfixiante. Insoportable.

La crisis es como un eclipse total, sea de Luna o de Sol. Los 'casos' Casillas y Ramos han paralizado la máquina de los fichajes, ya que ambos establecen un nuevo 'status' en la plantilla. 

Se dice también que la Directiva no ha fichado nada de lo que ha pedido Benítez. Pero esa acusación no parece ser real. Recuperar a Casemiro,   Lucas Vázquez e incluso a Cheryshev son signos más que claros de la personalidad de Benítez, más partidario de jugadores solidarios y obedientes, que de estrellas superlativas, de 'fenomenales' galácticos. Como decía Arbeloa, en sus tiempos en el Liverpool. A Benítez le gusta tener un mando a distancia para manejar a sus jugadores como 'robots' o los 'drones' actuales. 

¿Que piensa Florentino Pérez? Parece un dirigente deprimido, colapsado por los acontecimientos. Perplejo por el 'odio' de los Ramos, desapasionado en busca de nuevos galácticos, ante las ideas de Benítez, que no es un 'elegido' suyo. Ni siquiera le gusta el carácter de Pogba, el próximo mejor jugador del mundo. No hay ni 'galácticos', estrellas o planetas por llegar a la Casa Blanca. No se ve la luz  en este eclipse total  en el Real Madrid.  

 @julian_ruiz

0
0

POSTS RELACIONADOS