EL ENIGMA KROOS

Anuncios

No me puedo creer que una tarde calurosa, una fatiga propiciada por el desgaste con el equipo ucraniano en la Champions, el Madrid se cayera a los infiernos y pareciera una tortuga cansada, mientras se volvía loco el adiestrador Benítez. Siempre me acuerdo del famoso cuadro del pintor turco Osman Bey del Domador de tortugas, cuyo misterio es una canción y un tambor. Pero el tambor lo tocaron Sandoval y el Granada, tan frescos como lechugas, con toda la semana para preparar el lance. Un granadino me aseguraba que el el ínclito trencilla Munuera era peor que su nuera, dada la similitud con el nombre. 

¿El Madrid robó el partido? Bueno, El-Arabi marcó un gol legal. Si jugara en el lugar de Benzema, ¿qué se estaría diciendo? Fenómeno, fenómeno. Le hizo incluso un penal a  la 'tortuga' Isco, que estaba en fuera de juego cuando centró para el 'gato sin uñas' Benzema. Esas dos jugadas marcaron el lance. El domador de tortugas Benítez ya puede rezar a San Keylor, el 'nuevo santo' de Chamartín. Al mismo jugador que lo habían traspasado hace tan sólo unos días. Surrealista. 

Kroos protege el balón ante El-Arabi en el Bernabéu. (Foto: Afp)

He hablado de tortugas, porque el Madrid, sobre todo en el primer periodo jugó a 20 por hora como un viejo biscúter. Con un ritmo de balón patético. Tanto a Isco como a Modric y, sobre todo Kroos, eran tres tortugas imposibles. Los veloces jugadores granadinos pasaban como reactores delante de los pobres galápagos. Krhin, Márquez e Ibáñez volaban, con un El-Arabi excepcional. El Granada debió irse con dos goles al descanso. Pero no fue así. Y se acabó la historia. 

No entiendo qué le ocurre al 'kaiser' Kroos. Está fuera de tono, lento, sin aire, sin una pizca de brillantez. Ni da un buen pase profundo hacia delante y para la retaguardia es una rémora. No tuvo más remedio el 'domador' que quitarle. Kroos empezó el año pasado una temporada excepcional. A mitad de enero de este año, ya parecía otro jugador. ¿Lo quemó, lo gripó Ancelotti? No lo sé. Quizá no se adapta a la vida española. Para mí, Kroos es un enigma en la actualidad.

Sin Bale y sin penaltis, el ocaso de Ronaldo no tiene remedio. Horrible, deprimente. Se empeñen lo que se empeñen los babosos, es un jugador que ha perdido mucha chispa de sorpresa, de velocidad. Necesita ahora más que nunca que se la pongan a huevo, como las que le puso Bale frente al Espanyol.

Y es como una 'prima donna de la ópera, que se queja por todo. Nada más que le tocan se cae al suelo, porque a lo mejor está dentro del área. Y como puede meterlos es de penalti. Por no hablar lo de las faltas. Algún día alguien tiene que sacar las estadísticas de cuántos goles, a cuántas faltas lanzadas. Me juego mi tortuga a que ni ha marcado el 10 por ciento. Todo tan esperpéntico como que el Valencia todavía lleve la publicidad de GolTV, cuando ya ni existe. Roures es un fenómeno.

0
0

POSTS RELACIONADOS