EL HORROR EN HUESCA

HUESCA 0 1 REAL MADRID

EL HORROR EN HUESCA

El Madrid parecía una pequeña canoa a la deriva en el río Isuela de Huesca. Patético, irrisorio, lamentable partido del equipo de Solari, que a diferencia de Lopetegui gana partidos con suerte, cuando con el ex-selecionador “mortis” se convertían en seguras derrotas. Es la única diferencia.

Los mandarines que quieren prescindir del ídolo caído Bale, se hubieran tragado esta nueva derrota. Aunque con poco, fue con Courtois el mejor jugador de un mezquino Real Madrid. Bale fue el único que disparó a puerta o podía poner en peligro al gran meta Jovanovic, que le sacó tres disparos meticulosos del galés. Pero ni en eso tiene suerte Bale.

Solari fue temerario en quitar primero a Modric y, luego, a Bale. El croata parece un fantasma que sólo baile en el campo. Y Bale, el único jugador capaz de hacer un tanto. Benzema es un descaro, una ventosidad, una falacia a la realidad del fútbol. Desde hace años, el Madrid juega con uno menos. Pero ahí está, venerado por los enemigos del Real Madrid. Los que te hacen daño, para el barcelonismo, son los villanos, los “petardos”. Como Bale para personajes como el director del As o el enemigo número uno del Real Madrid, Jorge Valdano y el “pelota” de Bein .

El Madrid puede disculparse por  un terreno de juego tan diminuto, con viento y con un Huesca que parecía que se jugaba la vida, tras el vulgar ridículo que hizo con un Athletic impresentable. Pero es el nuevo acné de un equipo que quizá esta condenado a la Segunda División. El carácter heroico ante un poderoso Real Madrid parece que conforma la justificación de toda una temporada. Es el rescate mediocre de los pobre equipos. Pero ni tuvo ni suerte ni tino. ¿Pobre Huesca!. Se mereció otra suerte.

EL HORROR EN HUESCA El Real Madrid actual es una rémora con ese impresentable Benzema, con un lamentable Lucas Vázquez, que no tiene categoría para ser titular. pero cuando la ”manada” de los gurús” dice que Asensio e Isco son dos fenómenos, porque han sido buenos y goleadores ante un Tercera División como el Melilla – la Segunda B es la Tercera de antaño- , los madridistas se acercan al más lamentable ridículo. El “balón de oro” Asensio, según predecían los mandarines blancos, sólo hizo un pase atrás, que casi le costó el empate al Real Madrid. Patético.EL HORROR EN HUESCAAl final, Courtois salvó al Madrid de una catástrofe en Huesca. Algo deprimente, un disparate que pasa por unos fichajes en enero. De tal forma, Garcon el efecto Solari, esta equipo es claramente deficietario. El horror, el horror, en Huesca.

11
0

Consigue notificaciones en tiempo real de las últimas publicaciones. ¡Suscríbete!

También podría interesarte

Los comentarios están cerrados.