EL LíDER CON DUDAS

Anuncios

Un puñal de Ronaldo en el corazón de oro del Málaga bastó para que el Madrid mantenga la ventaja sobre sus perseguidores. Pero fue un líder con muchas dudas. Un líder con poco fútbol, a la italiana, con la mezquina especulación de un equipo sin convencimiento.

Así que no se asuste el Barça, porque puede ganar perfectamente a este líder italianizado o afrancesado, con un "tándem" que ha vuelto a cometer pecados mortales tácticos. Individuales y colectivos. Me ha dado asco lo que ha hecho el "tándem" con Morata. En su afán de que Benzema no pierda la titularidad, el "tándem" prevaricó tácticamente. Ellos lo saben perfectamente. ¿Quién es el sustituto natural de Benzema si se lesiona? Pues, bien, Morata no jugó ni un sólo minuto. El "tándem" engañó al ariete en Navidad y no le dejaron salir. Pues, ahora, en medio de un desastre, pusieron incluso a Isco de delantero centro y, luego, hasta Jesé, cuando fracasaron los dos. Pues bien, Morata, en el banquillo. Es simplemente repugnante.

EL LíDER CON DUDAS

Isco es un jugador de un radio de acción de cinco metros cuadrados . Se trata de un artista del fútbol sala, que es donde debería jugar. En el Madrid, desde luego que no. Ni puede jugar en el centro del campo y mucho menos de delantero centro. El gol que perdió ante la maravillosa jugada de Di María es para rechazarlo por el resto de temporada. Luego, Jesé está muy verde. Es como la espuma del champán. Se abre la botella y se desborda su líquido tentador, pero sin sentido.

Así que Schuster tiene razón de quejarse de que le había birlado al Málaga, al menos, un punto. Por lo menos. Pero el equipo del jeque en rebajas no tiene ni un solo goleador con ambición o puntería. Era inútil ese partido fantástico de Camacho, con un fuerza descomunal o que Duda volviera a rejuvenecer. Daba igual. Roque Santa Cruz está demasiado mayor, salvo para saltar de cabeza y dejarla a donde pueda.

Los corifeos del "tándem" hace jornadas que dictaminaron que el Madrid había logrado su equilibrio con Modric y Di María. Es tal el disparate que cualquier equipo grande lo va a dejar en pelotas, semejante despropósito de equilibrio. Partido a partido, ese dúo hace que el Madrid sea como un cojo táctico, tropieza y se hace soportable y vulnerable. Incluso ante equipos como el Málaga.

El Atlético de Madrid ya lo demostró en el Manzanares. Es horroroso tener que repetir como los profetas del  desierto que dos "medias-puntas" no puede jugar en el centro del campo. El Madrid es líder, pero aún muy vulnerable. Y su "talón de Aquiles" no es un tobillo, sino nada menos que el epicentro de todo su juego, que no es tal. No estoy seguro de que el Madrid gane al Barça ni en casa. En fútbol puede pasar de todo, pero el Madrid no tiene síntomas todavía de campeón. Ni se lo cree  él mismo.

0
0

POSTS RELACIONADOS

Los comentarios están cerrados.