EL MADRID SUPLENTE Y APATICO

Anuncios

REAL MADRID 2 1 LEGANES

Más de medio Real Madrid reclama acudir a un agencia de recursos humanos . Hay demasiados  jugadores apáticos, desconsolados ,aburridos, maltratados por la maldita suplencia.

Jamás antes Zidane fue tan perverso como en este partido, con el modesto Leganés. Los once que aparecieron en la alineación estaban marcados como las reses. Ninguno de ellos va a ser titular frente al Bayern Munich. Así que la filosofía parda de Zidane de recalcar una vez más y otra también , que la plantilla es una familia, que nadie se debe sentir suplente o titular, era una vulgar patraña, una puñetera  mierda , como los trucos de belleza franceses.

Era patético ver a Ceballos indolente, apático, deprimido, como si necesitara un cura para salvar su alma. Es el ejemplo más claro de como Zidane ha marcado para siempre en el Madrid a un jugador de enorme calidad, que era el líder de una selección-sub 21 de ensueño.

En segundo grado, un Bale descorazonado, pusilánime. Jamás le había visto con menos moral o ansia de juego. Su cabeza debe pasar por unas vacaciones en Gales y jamás volver a Madrid,  a la pesadilla de quedarse en el banco de suplentes de Zidane. Hubo un momento extraño , cuando Asensio le dio el brazalete de capitán  Bale se quedó  sorprendido , perturbado. No lo entendía. “¿Yo, capitán del Real Madrid?. Bueno, el caso es que antes había sido  capitán Benzema, pero como no sabía a  quién tenía que darle el supuesto brazalete,  fue Chendo el que ayudó a Asensio par investir de “capitán de la nada”  al galés.

Es imposible que un técnico, cualquier persona que se dedique a los recursos humanos , que pudieran esperar un gran partido, un enorme esfuerzo de esos once suplentes que salieron ante el Leganés . Era como pedír el “maná” que nadie ha visto.

Lamentable partido de los suplentes, marcados , expropiados y algunos, como decía un amigo, castigados injustamente  a la “perrera” , como en el caso de Bale.

Cuando el Leganés se dio cuenta de que esos suplente ya sufrían el hartazgo de la indolencia, , el animoso equipo madrileño pudo incluso igualar el partido o ganarlo. Pero es que Asier Gaditano , su técnico, como Bale, tiene ya su cabeza en otro lugar. Una pena , porque con sus titulares, seguir en Primera División es como haberle comprado al Leganés  un piso en el cielo.

La desnudez táctica de Zidane nos permitió saber un poco más de  quien va a jugar frente al Bayern. Dede luego, de la pandilla de los “marcados” , sólo Casemiro es seguro . Puede que jueguen algunos minutos, los que sustituyó Zidane. Es decir,  su querido Benzama y Kovacic, por la cuestión de que busca la solución del lateral, con el sacrificio de Lucas Vázquez. Así que soportamos un partido suplente. Y se  me  quedó también con cara de suplente. Es el desencanto de sólo servir para un banquillo de los condenados. .

3
0

POSTS RELACIONADOS