EL MARQUéS DE LAS PESADILLAS

Anuncios

Créanme. Se me había ya olvidado el sufrimiento de ver a la selección española, como en los tiempos del doctor Toba o Miera. De repente, ante nuestros ojos, la pesadilla de volver a ver a un señor calvo y bigotudo. El Marqués de las Pesadillas. El Marqués que debió dimitir en Brasil, junto con Casillas, y que se han convertido como dos fantasmas del pasado, capaces de crearnos las más horribles pesadillas futbolísticas. Y eso que el pánico y el desahogo por el resultado lo producían algunas almas inocentes y víctimas del déspota de Putin, una selección llamada Ucrania, en la cola de la división futbolística europea. 

            Pues, así y todo, aunque se les lesionaron los que tenían que meter goles en Ucrania, aún así, nos pusieron la carne de piel de gallina, a balón parado, con esa leyenda Casillas, escondido en su área, como un guardia urbano en una plaza antigua, antes de los semáforos.  

            Claro que la selección española, dado su estatus actual, no va tan mal. Si anteponemos el hecho de que nuestro héroe futbolístico nacional es Isco, con ese cuerpo de "atleta", fornido, de piernas largas y maravillosas y de increíble concepción del juego, pues la cosa no anda mal. ¿Qué queremos?. Isco es nuestra divisa nacional.

            Otros de nuestros ídolos son Silva, Iniesta, es decir los héroes del viejo curso de Aragonés, por los que no hay que renunciar a nuestros baluartes, a nuestra gloria nacional, a los que hace unos años nos hicieron grandes. Que sentido hay que tener sino más nacionalista en el fútbol y conservador. Los experimentos son para otros. No para el marqués Del Bosque.  Nuestro marqués de las pesadillas no quiere otra cosa.

            Y para un acierto que tiene, en el caso de Morata, el mejor ejemplo del fraude que han cometido Pérez, Ancelotti y Benzema y al que regalaron a la Juve, pues lo quita en medio de la zarzuela de un conjunto roto por la lentitud de Isco, de Busquets y ese desconocido que es Koke en la selección. Una cosa horrible, como una tétrica historia de un cuento de Poe. 

           Y no quiero herir susceptibilidades. El Marqués de las Pesadillas existe .Es un título nobiliario español creador por Carlos II casi en el siglo XVIII, casi como el fútbol antidiluviano del marqués Del Bosque. 

0
0

POSTS RELACIONADOS