EL MESIAS BLANCO

EL MESIAS BLANCO

REAL MADRID 2 0 CELTA DE VIGO

A veces, el fútbol es tan sencillo, que basta con colocar a los mejores jugadores y en sus funciones precisas. Salvo en el caso de Courtois -cada uno tiene sus preferencias- Zidane volvió a confiar a los que mejor juegan al fútbol. Francamente, Marcelo me parecía un fenómeno comparado con Reguilón. Asensio, una estrella galáctica comparado con Lucas Vázquez y hasta Isco aguantó, donde pudo verse en su mejor sitio en el campo. Hasta los cambios de los agotados Isco y Modric sirvieron para apuntalar un resultado modesto, pero más que suficiente. Aunque evaluarlo ante un devaluado Celta de Vigo parezca tener más agujeros que un uso de gruyere.

Otra buena consecuencia del regreso de “ZZ Top” es que las líneas parecen más juntas. Eso lo ha debido ensayar muchos en estos días, porque había una diferencia con respecto a Solari, francamente, brutal. Y, luego, está la implicación. He visto correr y sudar a jugadores, que hasta hace unos días eran como fantasmas indolentes ante la llegada de la marabunta. Es peligroso el momento de Varane, el obstruccionismo goleador de Benzema, que nunca está donde puede hacer gol y si remata es más infantil que que un jugador del cadete. Pero, amigo, los dos hablan francés, protegidos por el “mahdi”, el nuevo mesías blanco y quedan bajo su intensa protección.

EL MESIAS BLANCOEl suceso más extraño ocurrió a los doce minutos, en el córner del Fondo Norte, cuando apareció una pancarta y los gritos de “Florentino, dimisión”. ¿Orquestada? Podría ser. Pero lo que es increíble es que las furezas de seguridad del club quitaran inmediatamente la pancarta y se enfrentarán y vigilaran a los “protestantes” casi todo el partido. Raro suceso. Pero estamos en tiempos de aguas turbulentas como cantaba Art Garfunkel.
No quiero hablar mucho del Celta, porque me parece un equipo “cadáver”. Al menos, está muy bien colocado por Escribá, pero ni sufre, es una alma cándida en el terreno de jugo. En la segunda fase ni existió.

La alegría de los madridistas es que han recuperado a Marcelo, Asensio e Isco, bajo paréntesis. Bale está sentenciado. Es el único jugador al que abuchean su nombre cuando por megafonía dan la alineación. Se acerca a la grada y le insultan. Hasta cuando marcó el gol hubo algunos pitos de desaprobación. Su estúpido ser humillante madridista le hace seguir, pero si fuera él me lesionaría, no jugaba más y así me pondrían en precio más barato. Es un caso perdido.

En cuanto a Zidane no voy nunca a criticar, hasta que no demuestre lo contrario. Me olvido totalmente de su caótica última temporada. La que le salvó el pescuezo precisamente Bale con sus dos goles en Kiev. Su papel de “mesías” ha calado en el madridismo. La perfecta cortina de humo de Florentino. Sería desesperante que fuera un profeta farsa. Como aquel Vissarion, el líder y fundador de la Iglesia del Último Testamento, donde sus fieles tienen prohibido fumar, beber alcohol, gastar dinero y pedir “Florentino dimisión”.

12
1

Consigue notificaciones en tiempo real de las últimas publicaciones. ¡Suscríbete!

También podría interesarte

Los comentarios están cerrados.