EL PELO COMANCHE DE SIMEONE

Anuncios

Simeone se creía Old Owl (“Viejo Buho”), uno de los más feroces jefes comanches por su nuevo corte de pelo, con su Atletico más que dispuesto a cortar cabelleras en Anoeta, pero al que han rapado ha sido al Atlético, que se aleja de la cabeza como Sevilla y Valencia, dejando en el horizonte el triste bipartidismo de una Liga sólo para dos equipo millonarios.

Simeone es un enorme técnico, capaz de convertir a jugadores vulgares en grandes luchadores en busca de los éxitos. Pero no es un brujo con remedios indios implorando a Manitú. No puede serlo cuando la familia Gil, con la complicidad de Cerezo, no fichan más que jugadores oscuros, de sospechoso recorrido, a un precio que parece es muy caro e increíble. Los resultados empiezan a ser malos. Dicen que fichan a un portero muy caro del Benfica y Simeone ni siquiera le convoca. Viene Mandzukic como el gran relevo de Diego Costa y parece una tartana zíngara.

En definitiva, que nuestro jefe comanche favorito no puede hacer milagros si le quitan a Courtois y Diego Costa. Es decir, el mejor portero del mundo, por mucho que me acusen de subjetivo por el caso Neuer, y al mejor delantero centro del mundo. Ayer mismo, vi una parada de Courtois de las que sólo se rezan a Dios y, luego, el gol de Diego Costa. Son dos goles en uno.

Es justo lo que no tiene el Atlético. Ni juego ni estrategia técnica. Sólo se aboga por el juego a balón parado y algún centro de Juanfran. Por si fuera poco, Gabi, el epicentro del Atlético, parece una lunática copia del jugador de la temporada pasada. Por no hablar de Moyá, que como portero pequeño, no puede llegar a balones claves.

Tuvo suerte el Atlético de no ser abofeteado con anterioridad, porque el mediocre trencilla Álvarez Izquierdo robó a la Real con un penalti clamoroso de Godín a Vela, que incluso le valió una tarjeta amarilla al mexicano, como síntoma de absoluto desconocimiento arbitral.

La Real Sociedad, sin el entrenador que no querían, se comió el césped de Anoeta y peleó con la tribu comanche de Simeone. Me pregunto para qué querrá la Real un tipo como David Moyes, que tardará como mínimo un año para entender el fútbol español. Pero se recuerda a Toshack en la Real. Y yo les recuerdo que era galés no escocés.

Pero por encima de todo, esta jornada nos trae la mala noticia de que la Liga es un bodrio, sólo para Madrid y Barça, con los demás equipo de comparsas. Al tiempo. Aunque lo nieguen los defensores de un fútbol español muy en declive.

0
0

POSTS RELACIONADOS