EL PEOR MADRID EN UN LUSTRO

Anuncios

Fue el peor equipo del Madrid desde hace un lustro. Agazapado como un equipo menor, arañando tiempo como un equipo mezquino, muerto de miedo por un 1-1 con el podrían decir adiós a la Liga o como si el Espanyol fuera el ogro de la Liga. Amarrado a un salvavidas de un gol a balón parado. Patético, deplorable Real Madrid. Ni con Schuster hace cinco años jugaba de esa manera tan estrambótica, tan infiel a la calidad, exasperante, ante un pobre rival sin tres sus mejores jugadores y con Aguirre en el tendido del cielo.

En hora mala, por tanto, al tándem Ancelotti-Zidane. La pareja más mediocre técnicamente desde los tiempos de López Caro. Increíble. Florentino Pérez ha cometido uno de los mayores errores de toda su carrera de presidente, con la elección de semejante dúo. Ni los cómicos Chas and Dave, a los que conocerá bien Gareth Bale, el mejor ejemplo del patético duo. 

Es como si el tándem hubiera tirado 100 millones por el sumidero. A Bale lo mantienen secuestrado en una banda, atrapado por un esquema que es de vergüenza ajena, hasta el punto de colocar a Di Maria como trivote ni siquiera ofensivo —no aparecía como Khedira solía hacer— como hacía el 'innombrable'. Di María hizo una vez más el rídiculo, en lugar de meterle en una banda y colocar a Bale de media punta, que es algo que pide a gritos el galés.

Javi Lopez se anticipa a Cristiano ante Bale. (Foto: Reuters)

Por si fuera poco, tenemos al narciso Cristiano en plena ebullición de sus minucias. ¡Que le den pronto el puñetero Balón de Oro! Ronaldo, actualmente, no le mete un gol a un bote. Luego tenemos el lanzamiento lunar de Jesé para que nos olvidemos de Morata y que Benzema sea el ariete inútil perpetuo. Demasiada caradura para rendir pleitesía a un presidente.

Pobre Español. Cómo luchó, cómo destrozó cualquier ataque blanco, tan sólo con coraje, predisposición. Y eso que Casilla —todavía dudo de la calidad de este meta— tampoco tuvo su día. Allí estaba sólo Córdoba para meterle un gol al Madrid. Para amargarlo, Ramos hizo su numerito teatral con Córdoba cuando ni le habían tocado. 

Insisto que tengo muchas dudas de que Alonso pueda ser el eje y motor de este equipo. Demasiados años, pero ahora ya tiene lo que quería. Mientras Modric es el todoterreno sin grandes condiciones físicas. ¿Que queda? Un Real Madrid que no parece un equipo, que sufre ante un rival muy inferior, un equipo diseñado para la mediocridad, sin fuerza ni personalidad.

Un equipo que piensa sólo en sus individualidades, pero las estrellas funcionan cuando se las lanza al firmamento. Pero, ¿quién lanza al Madird actual hasta la estrellas? Comparar este equipo a los campeones de invierno es un disparate. El Madrid no tiene ni cohete, ni Ferrari, sólo es un 'cinquecento' italiano, con ingeniería francesa más lenta y sin más compromiso que una vieja diva de antaño.

0
0

POSTS RELACIONADOS