Antes que nada: excelente partido del Real Madrid. El mejor y el único de la era del 'tándem'. Logró que el Bayern fuera peor de lo que es y lo tuvo a su merced, como nunca había estado en los últimos dos años. Pero Ronaldo y Di Maria desperdiciaron una mejor vida para Múnich.

Por mucho que Pepe Guardiola hable cinco idiomas, jamás pierde su aldeanismo nacionalista catalán. Solo le falta la barretina y la butifarra, aunque esa se la hizo el Madrid. Pepe, el pobre narciso de Baviera, como su rey loco, ha logrado por fin que el Bayern, efectivamente, juegue como su querido Barcelona, pero con una diferencia mortal y tácita. Su Bayern no tiene a Messi, ni a Xavi, ni a Iniesta, ni siquiera a su querido Pedrito. Robben es lo que es. Ribéry está en horas bajas y Kroos no es ni siquiera Khedira.

Dante, Götze y Kroos, cabizbajos en el Bernabéu. (Foto: Reuters)

Dicho todo esto, el Madrid en el Allianz puede caer eliminado, como casi siempre en tierra de Nibelungos. Es como si en Alemania todos fueran Sigfridos, héroes antimadridistas. El Madrid depende de su pánico escénico en terreno alemán. He visto varias veces in situ varias eliminatorias con la cobardía blanca. Entre ellas, la del horrible pisotón de Juanito.

Aunque es factible que el 'tándem' ordene el 4-4-2 para que vuelva a prácticarlo en Múnich. Como anoche, como en Valencia. Ancelotti no se ha atormentado con estrategias marcianas. Si el Bayern juega como el Barcelona, gracias a Pepe, había que tocar las mismas teclas. Pero con Ronaldo y sin Bale. Ronaldo es siempre un jugador que pasa inadvertido en todos los partidos grandes, aunque es de agradecer el riesgo a una lesión grave. Estaba claro que el 'tándem' quería huir de los tres delanteros juntos. Sólo dos. Y sí, hablo de Benzema. Al octavo partido marcó. Mejor dicho, empujó el balón, tras sensacional jugada de Coentrao, del que ahora se han dado cuenta de que no estaba por patriotismo luso.

Xabi Alonso mejoró una enormidad. Fue un peón más que un arquitecto, pero solventó ese centrocampismo de ninguna parte al que acostumbra Pepe, el pobre de Baviera, que en el Bernabéu hizo su peor partido como entrenador  en años.

0
0
No hay etiquetas en este post.

About the Author

Por Julián Ruiz en Abr 23, 2014

Julian Ruiz, periodista deportivo, ingeniero musical y productor de discos. Como periodista trabajó durante más de 11 años en el diario Marca. Actualmente es colaborador habitual del periódico El Mundo.

No hay comentarios

Deja un comentario