EL REAL MADRID DE CANTóN

Anuncios

Cantón, como siempre hemos conocido a Guangzhou, tiene fama por ser la "mejor cocina" de la China continental. La gran receta es que se trata de una cocina en que se come de todo. Desde ratas de los campos de arroz, a tortugas sin caparazón como vi  estupefacto. La nueva cocina de Rafael Benítez volvió a funcionar ante un flojísimo Inter de Milán. Pero, en esta ocasión, sin tanta brillantez como en Melbourne. Probablemente, por el asqueroso, pegajoso calor cantonés. Insoportable. 

Probablemente, el mejor condimento en Cantón fue Jesé, que Benítez ha adivinado cuál es su verdadero puesto, el de hombre en punta, en lugar de las tonterías de Ancelotti, congelándolo en la bandas. Jesé es incluso más asesino del área que el pusilánime Benzema, que tendrá mucha clase, pero no es tan  rápido como Jesé y  ni tiene tampoco su sentido criminal del gol. 

No tenemos más remedio que rendirnos al trabajo de Benítez, con movimientos tácticos, estratégicos y de planificación en zonas. Hay ya tal estilo en el nuevo Real Madrid, que incluso con muchos cambios, la maquinaria no se detiene y se suelta espectacularmente. Además, con este sistema ningún equipo le llega con facilidad y mucho menos el perdido Inter de Milán, guiado por Mancini, que es un entrenador figurín. Muchos gestos, poca calidad. Además, el Inter ya no tiene ni una sola estrella, apenas un par de jugadores con calidad intrínseca y como equipo táctico, con Mancini, como pasó en el City y en el Galatasaray, es un puñetero  desastre. Este nuevo Real Madrid  influye en crear o imaginar esperanzas, dibujos y goles maravillosos en la fantasía  madridista. Y luego decían que Ancelotti era el mejor entrenador para el Real Madrid… Un dislate. 

Ahí tenemos el ridículo de los hermanos Ramos. Son los mismos palmeros que vivían con una  defensa numantina del sevillano y del inepto Ancelotti.  Sin olvidar a esa perilla madridista en que se convirtió Casillas. El otro día le vi frente al Borussia. Le tiraron dos veces en la primera fase y dos que fueron para adentro. No falla. 

Pero ahora a los Ramos no les queda otra que implorar, tras el ridículo que han hecho, a los que ha engañado sibilinamente el Manchester. Van Gaal nunca quiso a a Ramos. Y nunca olvidaré lo que dijo de Ramos tras la goleada de Holanda en el Mundial.. Y, ahora con el fichaje del meta argentino Romero, los Ramos no hacen más que el ridículo, como los palmeros que aseguraban que tenían muchas ofertas.

El Madrid no será intransigente, pero debería castigar la soberbia e ira de los Ramos, después de ofrecerse a todos los grandes equipos de Europa y hacer el ridículo con una oferta que nunca existió del United. De vergüenza ajena. Pero hay mucho madridistas que no le perdonarán el desplante y la soberbia. Sinceramente, dado su actual estado de forma, trataría de venderlo definitivamente. El reciclaje tenía como epicentro la salida de dos capitanes que tenían secuestrado al club, como si fuera de ellos. 

0
0

POSTS RELACIONADOS