EL ÚLTIMO FRACASO DE BENÍTEZ

Anuncios

He prometido ofrecerle cien días  de presunción de inocencia a Rafael Benitez, una vez instalado en el Real Madrid. Pero todavía no ha empezado en el Real Madrid y este pretendiente a ser Fra Diavolo, como el héroe napolitano de la ópera de Auber,  ha acabado como un maldito villano. Ni siquiera le ha servido el amuleto del cuerno rojo napolitano. 

Sólo tenía que ganar en San Paolo a la Lazio, que ha tenido un "rush" final interesante , pero posee una plantilla bastante inferior a la del Nápoles de Benítez. El técnico madrileños ha perdido por goleada en casa  y me ha recordado viejos demonios madridistas. El retorno del 'patata' Higuaín , que tuvo en su penalti el triunfo absolutamente y echó el balón al cielo de san Jenaro, el patrono de Nápoles, tan española durante siglos. 

EL ÚLTIMO FRACASO DE BENÍTEZ

, el de la cresta de gallo capado, era el jugador que Benítez decía que era mucho mejor que Gareth Bale. Por tanto, ahora también sabemos que al nuevo entrenador del Madrid tampoco le gusta el jugador galés. Lo tiene como un capón en una cocina el tal Bale.

Rafael Benítez no ha ganado absolutamente nada en estas dos últimas temporadas de su mareo por Nápoles, que son más que referentes de su ocaso, de sus sombras como profesional, en su horas más bajas. Y llega al Madrid como salvarle. Inaudito.  ¿Salvador de su propio infierno?

El Madrid se ha metido en un maldito embrollo con la llegada de Rafael Benítez. En esta segunda temporada para muchos jugadores napolitanos , Benítez ha sido como una pesadilla, un doctor Moreau que no te deja ni respirar ni imaginación. Eso decía el propio jugador belga Martens.

Me cuentan que Rafael Benítez se ha ganado  el banquillo, que puede convertirse en su "silla eléctrica" por su amistad con el director general José Ángel Sanchéz. Benítez se ganó el cielo cuando se tragó del ejecutivo blanco los fichajes de Albiol, Callejón y casi Higuaín, que nadie los quería en el mercado europeo, pero Benítez se los tragó para el Nápoles  y le metió al Madrid más cuarenta millones de euros en traspasos. Pero, ¿tan sólo por eso?

El Madrid ha entrado una vez más en una crisis institucional. En un agujero negro de difícil salida. Hay que creer. Incluso en la resurrección de Benzema y Casillas, que ya es rezar. Aunque Benítez no ha podido ni regenerar a nuestro 'patata' favorito. 

0
0

POSTS RELACIONADOS