EL VAR REAL MADRID

0
REAL SOCIEDAD 1 2 REAL MADRID

Piqué debe comerse sus pelos, sus  uñas , al ver que el Madrid ganó por tres jugadas con el beneficio del  Var. Ya tiene más argumentos para impulsar su ira para demostrar la teoría de la conspiración de que se ha decidido arbitralmente que el Real Madrid sea el nuevo campeón del Real Madrid.

Por lo visto en Anoeta me parece un farol del capitán azulgrana, porque por encima del Var, del Bar arbitral  o de su querido poker,  es que el Barcelona está bastante más abajo que un Madrid más entonado, no muy brillante, pero sí más expeditivo y confiado a sus fuerzas.

Para seguir leyendo, hazte Suscriptor

Date de alta ahora y disfruta de todos los artículos en exclusiva de El Cortador del Césped.

Además, ¡los 30 primeros días son gratis! ¿A qué esperas?

EL VAR REAL MADRID
¿Ya eres Suscriptor? Iniciar sesión .

EL VAR REAL MADRID

Y es que la “flor de Zidane” ha empezado a crecer , a pesar de que se nos ha escapado la primavera aislados y minimizados. En sus sortilegios absurdos, decapita a Modric, a Hazard, nos mete a un condenado James en medio de una cadena de retortijones mentales.

Pongamos el ejemplo de Vinicius . En estos momentos, no se si en el penalti de Vinicius,  se quedó embarazado Llorente o es que un trompicón se conforma con una jugada de penalti. El brasileño es un ejemplo preclaro de Forrest Gump futbolístico.

Hay más. Cuando empata la Real con un zurdazo de Januzaj,  con la mala suerte de que Merino le tapa la vista Courtois. Otra de las floraciones de Zidane. Y, luego, casi sin respiración, a Benzema le cae un regalo y con hombro incluido casi sentencia la victoria y el liderato para rabia del damnificado Piqué.

Al final tuvimos algo de suspense, pero del malo, nada de Hitchcok, más bien de serie B, porque La Real ha entrado en una cueva ese lamentaciones, nada que ver con aquel equipo deslumbrante antes del “coronachino”. Sólo hay que ver a Oddegard, que parece una vez más el jugador que jamás debe volver al Real Madrid.

Todo es tan extraño. La verdad es que no he vivido en mi vida un tiempo más extraño como  el que vivo. Desgraciadamente, también para el fútbol , que se ha convertido en un juego de ecos o desolación. La rutina de la gélido y triste enfrentamiento de jugadores que jamás reciben siquiera un aplauso. Todo telemático, todo robótico, demasiado congelado.

Y es que entre tanto frigorífico de emociones ,con que poco juego el Real Madrid se ha convertido en el líder de la Liga. Tenemos que conformarnos todos , porque esto es lo que se vive en un momento tan onírico , tan inoportuno y cruel.

3
1

También podría interesarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.