¿ESTá AHí CRISTIANO RONALDO?

Anuncios

Creo que los reaccionarios gurús que esperaban guillotinar a Benítez en el nuevo y obtuso San Mamés, empiezan a desmontar el cadalso que le habían construido al nuevo entrenador del Real Madrid. Se han suspendido las exequias porque Benítez ha logrado ya que el Madrid sea líder, mientras el Barcelona de la independencia  va de escándalo en escándalo.

Pero la pregunta sopla en el viento: ¿Está ahí Ronaldo? Me temo que no. He sido de los pocos que he anunciado su ocaso, que me ha costado hasta amenazas de muerte -parece increíble hasta dónde llega la locura del fútbol- sin saber la razón específica. Sólo cuento lo que veo. Y lo que veo es una estrella apagada, castigada por su falta de punta de velocidad y con un síndrome de inestabilidad psíquica, agravado por los desencuentros personales.

¿ESTá AHí CRISTIANO RONALDO?

Cuando los babosos, los frikis, le exigen a Benítez que diga que Ronaldo es el mejor del mundo, hasta que afirme que es el rey de reyes, obligan al entrenador que mienta por el bien común. Demasiado sabe y conoce  Benítez el estado de forma de Cristiano. La verdad duele, minimiza el pasado, aunque haya sido brillante. Volverán a atacar a Benítez, porque creen que a Ronaldo lo maltrata, pero la sospecha de tener a un rehén con el síndrome de Estocolmo en el vestuario es demasiado grave. La figura de Bale se engrandece como pocas.

Algún día me contará el nacionalismo vasco cómo sólo se desarrolla hasta el paroxismo, hasta el más sublime y agudo odio, cuando el Athletic juega contra el Madrid. Sólo había que ver a Valverde cómo perdía la compostura, con ataques de histerismo en el banquillo, cuando suele ser un hombre tranquilo. Resulta patético y tercermundista el odio violento de Raúl, esté en el Atlético o en el Athletic. Quizá algún día se dará cuenta el Athletic que nada más que le perjudica tan rabiosa e ira exhibición violenta ante el Madrid. Comparar la violencia, la ira con que jugaba el Athletic con la de hace jornadas con el Barcelona, da mucho que pensar. 

El Madrid jugó y ganó sin Ronaldo, sin sus goles, con la solidez que da el nuevo sistema de Benítez. Un equipo con sentido comprometido del juego y con un Benzema al que ya no le gusta que le llamen gato, aunque todavía no le he visto como ese "killer" goleador. Que le pongan vídeos, por ejemplo de Hugo Sánchez o de Lewandowski.

Que malo es Luis Enrique. Otra vez, como en la Supercopa en San Mamés, hizo el ridículo en Vigo, con sus ocurrencias. Menos mal que la Liga catalana no ocurrirán estos entuertos tan tercermundistas. 

0
0

POSTS RELACIONADOS

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Los comentarios están cerrados.