EL FUERTE SABOR DORTMUND

Anuncios

REAL MADRID 2 2 BORUSSIA DORTMUNT

En esta ocasión no apareció Sergio Ramos como el verdugo de la suerte. No se puede tentar tanto al diablo. Fue el Borussia el que mató al Madrid en los últimos minutos , sin respuesta blanca. Los alemanes rezaron mejor con la suerte. Una semilla final en la ruleta de la fortuna futbolística.

Sí, porque el duelo fue un tanto errático, escorado hacia el vagabundeo del juego de toma y daca, donde el Borussia fue más poderoso en ataque, aunque no tan decisivo como el fantasma , el nuevo fantástico espectro de la sábana blanca, el impredecible Benzema. Autor de dos tantos y otros tantos que le volvían a delatar en su rosario de ariete poco resolutivo. Claro que si no llega a cuadrar los dos tantos que hizo, hubiera pensado que ya no tiene remedio. Ni con ese “adorno” de la religión madridista que es el nuevo Zidane.

Mientras Casemiro resistió, el Madrid parecía que podría con el trance, pero cuando el brasileño pecó de cansancio, de cómo le pesaban las ‘piernas, el Madrid se cayó al barro y el Borussia pareció el agente del demonio. Hasta el punto que le dejaría sin el primer puesto.

El diabólico factor Zidane desapareció cuando al técnico alemán se le ocurrió recurrir a Reus, que es un auténtico “killer”, como se demostró una vez más. Tampoco Varane ayudó mucho y la tartana lenta de Ramos engrandeció al “borusser” Aubemayang, que dice que es madridista. Fue como el fulminante rayo amarillo que no cesaba . Enorme jugador, un monstruo comparado a Benzema y Morata ,juntos.

Y eso que Thomas Tuchel, el técnico germano ,se empeñó en el primer periodo se empeñó con Dembele como centrocampista y, luego, cojo por el lado izquierdo. Con las apariciones ofensivas de Marcelo por la izquierda, Dembelé hubiera destrozado más al equipo que definitivamente le sienta mal el estilo “dortmund”. Pongamos como ejemplo al rey de copas, que el Madrid sea perfectamente el estilo “pilsen”, el menor lúpulo de la Dortmund le sienta fatal al Madrid, como cuando Mourinho también se quedó segundo, cuando era Klopp, el gran “nibelungo” del Borussia. A mí también siempre me ha gustado más la cerveza al estilo Dormuntd, mucho más fuerte y aromática.

El que pierde poco a poco el aroma del gol es Ronaldo. El excepcional sabueso del área ha perdido el olfato, pero quizá por su lentitud, por esas décimas de segundo en las que llega tarde, cuando se le está a punto de coronar como el mejor jugador del mundo.Paradojas surrealistas.

Jamás entendí la euforia que comparten los comensales invitados al banquete de Zidane. Si que la herradura de la suerte de Zidane ha funcionado milagrosamente en bastantes perdidos. De algunos de ellos incluso son amnésicos los mandarines de la villa y corte madridista. Siempre tendrán consuelo, porque otra vez acabarán con las leyendas negras, ya que el Madrid sigue invicto. Stop a las campañas negativas, aunque haya sido el Segundo de su grupo europeo.

Ni se preocupen los madridistas. La herradura de Zidane volverá resucitar en el sorteo. La armonía pitagórica de la esfera celestial de este mago del azar jamás tendrá fin.

3
1

POSTS RELACIONADOS