GRACIAS, SEÑOR ZIDANE, EL DE LA FLOR

Consigue notificaciones en tiempo real de las últimas publicaciones. ¡Suscríbete!

GRACIAS, SEÑOR ZIDANE, EL DE LA FLORGracias, pibe. Diría el gran Alfredo Di Stéfano a cualquier madridista, que le diera un gol y bastante más  un título. El título Alfredo Di Stéfano, porque se ha jugado en su campo, en el terreno que lleva su nombre. Esta vez, no en el Santiago Bernabéu, que al paso ambicioso que se promulga en la actualidad, podría llamarse Florentino Pérez. Al tiempo.

También te puede interesar

Para seguir leyendo, hazte Suscriptor

Date de alta ahora y disfruta de todos los artículos en exclusiva de El Cortador del Césped.

Además, ¡los 30 primeros días son gratis! ¿A qué esperas?

GRACIAS, SEÑOR ZIDANE, EL DE LA FLOR
¿Ya eres Suscriptor? Iniciar sesión .

Ha sido un comportamiento del gran epidemiología,  este Real Madrid, en plena pandemia. Inaccesible en  defensa. Trigonométrico en el centro del campo y gatuno, con Benzema como dios,  como el Bastet egipcio, que representa la protección, el amor y la armonía de... ¿Quién ? Por supuesto, de monsieur Zidane, que ha tenido la gran virtud de que este Real Madrid sólo hable en francés con jugadores decisivos, con su guarda pretoriana con Courtuois, Varane, Mendy, Benzema, Hazard -el que habla flamenco también y, por supuesto, Sergio Ramos, que habla francés, andaluz y chino.

Aunque, en esta ocasión su amigo el Var, le ha vuelto a hacer su regalo acostumbrado. Esta vez, más que nunca, porque francamente el gran capitán se tiró como un gran actor. Y ,decididamente, la “boutade” del regalo a Benzema en la máxima pena, era más ridícula que una escena de los hermanos Marx.

GRACIAS, SEÑOR ZIDANE, EL DE LA FLOR

Mi hermano me decía que daba igual el tanteo en el Alfredo Di Stefano, que la flor en el culo de Zidane había crecido tanto que estaba seguro de que daba igual lo que sucediera en el Di Stéfano, porque el Barça de Messi, tan deprimido, iba a perder. No hay más comentarios sobre la "baraka" de Zidane.

Zidane trata de ocultar el pésimo estado de la preparación física de ese mediocre Dupont, con nombre de mechero y que no enciende la luz de un equipo que se apaga descaradamente en el segundo período, donde los equipos se lo comen vivo, con los últimos ejemplos de Granada y del Villarreal, que no empató, porque Zidane habla directamente con Alá, con Cristo o con su flor de loto, la que convierte la suerte en iluminación.

La última derrota del Barcelona es la evidencia más clara que ha regalado la Liga y que penetra en el gran túnel de la depresión por el estado actual del gran caruso, el gran Messi, que ya le han quitado la lámpara de Aladín.

Feliz Real Madrid, gran Real Madrid, ganarle la Liga al dios Messi es como derribar a un dios, que ahora ya tiene los pies de barro. Di Stéfano decía: ”Gracias, vieja”. Refiriendo al balón, el que tiene ahora Zidane. Le esperamos en Manchester.

4
2

También podría interesarte

Los comentarios están cerrados.