HAZARD, LA ESTRELLA DEL MUNDIAL

Anuncios
BELGICA 2 0

HAZARD, LA ESTRELLA DEL MUNDIAL

En el negro partido contra la mezquina Francia, decíamos que ya no podría ser el zar del Mundial. Pero, pase lo que pase en la deprimente final, ha demostrado ser la mayor estrella. Una estrella roja, rojísima como la de la vieja Unión Soviética. Siempre trató de desbordar, incisivo, imaginativo, genial en sus arranques. Un jugador visceral y vertical. Se ha quedado tan sólo con tres goles, porque no es un goleador de vocación. Salvo Mpbapee, ha sido el jugador más deslumbrante.

La soberbia electricidad de , no enturbia el enorme jugador que es De Bruyne. Estratega espectacular, arquitecto de un juego de delineante y con el fútbol en la cabeza, quizá con ese ajedrez balompédico de Guardiola.

Dos sensacionales jugadores, que se han hecho gigantes con la inteligencia de Roberto Martinez, que quizá si no hubiera perdido a Meniuer en la batalla contra Brasil, hubiéramos disfrutado de su título mundial. Porque ha sido el mejor bloque, el auténtico conjunto que ha desarrollado el juego más bello, con esas perlas maravillosas en sus mágicos contragolpes. Salvo que fútbol ya sabemos que es un juego. Con eso se especifica todo.

Ni en los sueños más dorados de Southgate se hubiera creído el papel de en este mundial. Es cierto que sólo ha ganados dos partidos importantes y tan sólo de penalti. Como ocurrió ante Columbia, que sólo fue traicionada por el mediocre Pékerman. Pero ha vuelto a creerse importante en el fútbol mundial.

Se ha aprovechado como decíamos el otro día de la competitividad  de Guardiola, Mourinho, Pochetino  y de una Liga superior. La más difícil. La mejor.

HAZARD, LA ESTRELLA DEL MUNDIAL

Es cierto que no tuvo suerte en dos jugadas decisivas de este partido, pero les falló en los momentos más precisos y emotivos de los últimos partidos. va a ser el gran goleador del Mundial, pero su actuación no lo encumbra como la gran estrella que han querido vender los ingleses. Vamos, ha decepcionado. Si ha habido un héroe en el equipo inglés, ese ha sido Stones, el Piqué del City.

Dicen que cada vez que aparece Mick Jagger como “hooligan” se convierte en el gafe perpetuo. Una vez más ha interpretado “I can´t get no Satisfaction”. Es como si le hubiera mirado un tuerto desde la populista y ridícula formalización del Brexit. Pero siempre les quedará el himno “You´ll never walk alone”.

6
1

POSTS RELACIONADOS

Los comentarios están cerrados.