Natal es donde nació Brasil. Natal ha derretido a Italia. Otro país de Europa que desaparece de este Mundial indigno, castrado por la temperatura, por la humedad. También Inglaterra. Es surrealista. Sólo un equipo europeo ha quedado vivo hasta ahora. Y es Holanda porque Casillas lo quiso, regalándole cuatro goles. Pero ya veremos si muere ante México.

Este Mundial es un escarnio. Seguro que el último de Blatter. Si hasta Italia se queda como un fenomenal helado derretido por esta insoportable temperatura, qué podría ocurrir en Qatar, vendida por los "jeques" de la FIFA.

La expulsión de Marchisio era justa, pero había sido una entrada de la frustración, de no poder con las botas, como la tarjeta de Balotelli o la lesión de Verratti. Todo es una cadena de relaciones directas con la climatología. Jamás un Mundial se había supeditado tanto por la climatología. Vaya forma de organizar un Mundial, a menos que el odio de Suramérica a Europa sea vergonzosa.

Luis Suárez, probablemente, liquidó sus posibilidades de ir al Barcelona y, sobre todo, al Real Madrid. En la Casa Blanca aguardaban a esos extraños comportamientos del uruguayo. Ha vuelto a meter la pata. El bocado a Chiellini, como vulgar "draculino",  le deja fuera de toda posibilidad. Nadie podría arriesgarse con un mordedor paranoico, como si fuera una de esas bestias de la isla del doctor Moreau. Inconcebible.

Uruguay no hizo siquiera un regular partido. El gol llegó por los ensayos de Cholo Simeone en los córners con sus defensas: Miranda y, sobre todo, con  Godín. El mismo que marcó en el Camp Nou, en la final de la Champions y con su "hombro" para expulsar a Italia del Mundial. Uruguay es un equipo incómodo, pero poco brillante. Y no me gusta Cavani. Luchará mucho, pero que se queda ahí. Suárez es muy bueno, pero está loco futbolísticamente. Es un peligro.

El azul más intenso de la 'squadra azzurra' se ha desteñido por el calor ante el azul celeste de Uruguay. Italia es bastante más equipo que Uruguay, pero hemos visto hasta la descomposición de Alemania por el calor de Brasil. Pues nada, que le den el título a los brasileños y nos dejamos de gilipolleces. A uno se le pone cara de muy tonto cuando día tras día reitera lo mismo: la insoportable climatología de Brasil donde los europeos caen de muerte, como cuando en el viejo continente había epidemias de peste negra.

0
0
No hay etiquetas en este post.

About the Author

Por Julián Ruiz en Jun 24, 2014

Julian Ruiz, periodista deportivo, ingeniero musical y productor de discos. Como periodista trabajó durante más de 11 años en el diario Marca. Actualmente es colaborador habitual del periódico El Mundo.

No hay comentarios

Deja un comentario