KLOPP MATA EL MALEFICIO

LIVERPOOL 2 0 TOTTENHAM

KLOPP MATA EL MALEFICIO

Vaya por delante que me he aburrido muchísimo y que esta final ha sido la peor propaganda del fútbol inglés. La más pésima final de hace muchos años. No recuerdo ninguna de tan escasa calidad. Ataques de nervios constantes que hacían a Kane, Salah, Mane, Son y compañía en jugadores de segunda escala.

El penati que arruinó el partido fue una memez de Sisoko, que pecó su error con una desvastadora actuación que purgó la fluidez del juego del Tottenham, muy mermado en imaginación y en tino.

Pochettino se equivocó gravemente en alinear a Kane como titular, alejado de su mejor forma, y abandonar al héroe de Amsterdam Lucas Maura en el banquillo. Los últimos suspiros del equipo londinense fueron gracias al brasileño, pero ya era demasiado tarde.

He visto muchos partido del Tottenham esta temporada, tanto en Wembley como en su nuevo estadio. En jugada posicional, cuando el equipo rival se enroca, el equipo de Pochettino tiene muchos problemas. El cautivo partido del Metropolitano fue una demostración de que Alli, Erikesen y sin espacio para Son suficiente para el contragolpe, se queda como un equipo romo, irregular. Nunca me ha gustado cuando juega al fútbol estático.

El Liverpool es mejor equipo, pero ha hecho un partido rácano, secuestrado por el miedo de Klopp a perder su tercera final de Champion. Ese miedo a perder se lo ha inoculado a su equipo, que fue un remedo de esa imaginación al contragolpe que desarrolló en esta Champion. Incluso desperdició la fuerza vital y cerebral, como cuando humilló al Barcelona. Ni Salah ni Mane, apareció Origi de Anfield, que se proclama como el auténtico héroe de la Champion del Liverpool. Por sus dos goles al Barcelona y el único en juego en el campo del Atleti.

KLOPP MATA EL MALEFICIOHubo un momento que me recordaba aquella final que ganó el Liverpool en París, al Madrid de los Hernández, cuando el lateral Alan Kennedy le metió el gol de churro, el de la victoria al equipo de Boskov. Estaba allí en París y esa final me pareció lamentable. Durante la mayor parte de la final del Metropolitano, me pareció recordar aquella tortuosa victoria del Liverpool en el Parque de los Príncipes.

El fútbol es imprevisible. Siempre lo será. Cuando se postulaba una inmensa y sensacional final, nos hemos quedado con una paupérrima impresión de dos equipos que habían sido los mejores de Europa y que proclamaban la supremacía del fútbol inglés.

Este esperpento aumenta las sospechas de que el fútbol ha dejado de ser un arte de las grandes estrellas para convertirse en una película de serie de B, como aquellas tortuosas de Ed Wood, el peor director de la historia del cine.

14
0

Consigue notificaciones en tiempo real de las últimas publicaciones. ¡Suscríbete!

También podría interesarte

1 comentario
  1. ivan dice

    Tienes toda la razon. El campen tenia que haber sido el Ajax. Los unicos que me han hecho este año sentir de nuevo mi amor por el futbol. IVAN . Desde Los Angeles. Un abrazo

Los comentarios están cerrados.