KROOS, POR FIN

Anuncios

KROOS, POR FIN

Me pareció Kroos un fascinante fichaje para el el Real Madrid, pero en pocas ocasiones ha sido decisivo. Ahora, por fin. Con más de cien partidos, quizá se sienta importante. Zidane es probable que le haya dicho que su disparo es fundamental.

Zidane siempre ha creído en los centrocampistas como goleadores, incluso en los defensas como francotiradores. Es una de sus mejores aportaciones como técnico, aunque su sistema actual es una puñetera rémora goleadora. Al real de Zidane siempre le costará el maná del gol.

Es curioso el proceso actual madridista. No soporta a equipos jugones como el Celta. Prefiere los defensivos. Con su predisposición al 4-1-4-1 le propiciará pocas soluciones goleadoras. Siempre será una rémora.

Tiene que recuperar a Bale. El galés se cree con la coleta el general del emperador Chin de los soldados de terracota, tras su últimas victorias. Pero tiene que correr como antes.

El gran problema es Morata. Conozco a su padre desde los tiempos gloriosos de la cadena SER. Su hijo, desafortunadamente, no tiene ni la mitad de la chispa de su padre. Sufro con su misericordia inoperante de su sistema ofensivo.

He contado hasta veinte artículos con el mismo sonido histérico y, al final, esperpéntico, sobre el “mago Isco”, en la primera temporada, cuando llegó de Málaga, con su estigma y sus piernas curvadas. Hoy, Isco es un paquete del que el Real Madrid quiere desprenderse, pero para humillación del propio jugador, nadie lo quiere o casi nadie. Marco Asensio es el “nuevo mago” para los pesebreros o fantasmas del madridismo. Francamente, recuerda al caso depresivo de Isco, aunque Asensio sea mejor jugador, más ambicioso. Pero tanta magia de los voceros, da miedo, porque Asensio no es un mago ni un fenómeno. Gran jugador, pero no llega a estrella del fútbol. Ni tiene físico ni potencia ni velocidad para convertirse en un mago. Aunque insisto, como dije hace un año, que es superior a Isco y James, juntos.

En fin, el Madrid es un síndrome, un dolor de barriga, hasta que Zidane empiece a ser un entrenador de calidad. La suerte es veleidosa. Que se acuerde de ese principio.

1
0

POSTS RELACIONADOS

Los comentarios están cerrados.