1473522045_856455_1473522214_noticia_normal

Sinceramente, al Zidane técnico le importa un bledo que le dominen, incluso que le someta un equipo inferior. Nadie lo entiende en la grada madridista, pero es la estrategia del técnico de origen argelino. Al Madrid le dominó la Real, le dominó el Celta, incluso Osasuna, pero el sistema Zidane se sostiene, porque son los defensas los nuevos goleadores. Marcó Ronaldo, porque sólo tuvo que empujar el balón gratis de Bale. Pero el resto goleador fue de ofensas, no de delanteros.

Frente a Osasuna ese no es un problema. Lo será en muchos otros partidos. El Madrid se ha equivocado gravemente en no fichar un delantero centro. Se han equivocado fatalmente en repescar a Morata. Se fue como casi una estrella y el fútbol italiano lo ha devuelto como un “cometa”. En cuanto a Benzema, nadie sabe lo que va a ocurrir. Lo mismo le meten en la cárcel, que le inhabilitan para que el gato se vuelva triste.

Esa desidia de Pérez por fichar, cuando sabía que tenía la espada de Damocles de la Fifa,  ha dejado al equipo sin goleadores natos, para la silla eléctrica. Pérez se ha equivocado gravemente en no fichar a Pogba. Un error supino. Se trata de la única estrella del fútbol mundial. Le ha asustado el dinero. Síntoma de que se ha hecho viejo. No le asustaron los  mil millones de Figo, los de Zidane, los de Ronaldo y los de Beckenham. Ahora le asusta un papanatas agente italiano porque pide mucho, porque pide más de lo que costaron Cristiano y Bale. Por esa misma razón, nadie hubiera fichado nunca más allá de Di Stéfano, que costó veintisiete mil dólares, es decir, un millón trescientas cincuenta mil pesetas en 1953.

descarga

Por eso, digo que  Florentino Pérez ha perdido su marca de identidad, su valentía, su forma revolucionaria futbolística. Se ha vuelto reaccionario. Hay que dispensarle por las pérdidas familiares recientes, que le han hecho más conservador. Pero una plantilla conservadora, sin fichajes, que tendrá que durar dos temporadas será  un remolino infernal, una tormenta perfecta.

Luego está el papel mefistofélico de Jaume Roures, un enemigo acérrimo madridista, jefe de BeIn -¿de donde saldrá tanto dinero?- que con su “socio” el mediocre presidente  de la LFP, le pone el Madrid el partido a las cuatro de la tarde, en plena canícula, mientras que el Barça juega a la fresquita, a las ocho y media de la noche.

No contento con ello, Roures, que era quien le escribía los artículos a Johan Cruyff cuando el dios sol escribía en “Marca”, ficha a dos grandes amigos del Barcelona, para comentar los partidos del Madrid. Es decir, a Valdano gran amigo de Guardiola, de Cruyff y a Rául, el amigo de Stoichkov, dos joyas del madridismo.

Menos mal para los madridistas  que Zidane ha puesto la “herradura de la suerte” en su despacho y el Madrid bate récords de victorias sin jugar ni a las tabas.

1
0

About the Author

Por Julián Ruiz en Sep 10, 2016

Julian Ruiz, periodista deportivo, ingeniero musical y productor de discos. Como periodista trabajó durante más de 11 años en el diario Marca. Actualmente es colaborador habitual del periódico El Mundo.

No hay comentarios

Deja un comentario