LA MALDICION DEL HECHIZERO SIMEONE

Anuncios
REAL MADRID 0 0 ATLETICO DE MADRID

LA MALDICION DEL HECHIZERO SIMEONECreo que son ya seis las temporadas en que el Real Madrid no puede ni morder ese hueso rojiblanco, con esa especie de maldición, que propagó el hechicero de la gran tribu atlética. el incombustible .

Cuando el gran Manitú atlético no quiere perder un partido, ganar es imposible y además, contraindicado. no quiso perder y fue quisquilloso en los primer minutos, como esos brujos que meten miedo al todo poderoso. Luego, se rindió a pagar su salario del miedo típico. Cohibido, ramplón, sin aguijón, con ese “principito” Antoine Griezmann, que me recuerda al pasmado personaje de Antoine Duanel, de las películas de Truffaut.

Si no marcó Bale, Asensio en dos ocasiones y, finalmente, Carvajal, que chocaban con ese ayudante del hechicero que es Oblak, el Madrid estaba sentenciado al cerocerismo. Sé que los Atléticos se desesperan porque el hechicero se conformó con el empate, sin arriesgar absolutamente nada en el segundo período, con el comediante Diego Costa y con Koke y, sobre todo, Saul, que como “indios” del hechicero, sólo daban “señales de humo”, sin pisar área ni algo que se le parezca.

Sé que el Atlético no se conforma con quedar sólo tercero. El Atlético tuvo la gran ocasión de oponerse líder, dado el estado catatónico de Barça y Real Madrid, con Valverde y como pésimos funambulistas, en un estado de semi inconsciencia táctica y gestual.

El hechicero le metió la magia para eliminar a Bale. Es posible. Pero Bale es un verso robado a su físico. Vuelve a las andadas. Aunque cuando se fue, su equipo se quedó marginado para el gol, casi con toda seguridad.

LA MALDICION DEL HECHIZERO SIMEONEDemasiado toque, demasiada posesión, poca verticalidad, soluciones sin imaginación en ese poco luminoso . Ese contrato con el amo del fútbol que le exige más, bastante más, a un anhelado , que no sé si durará mucho. Cada día pienso que menos.

No parezca que tenga soluciones ni salidas de sorpresas para revolucionar a su equipo. Metió a Lucas Vazquez y Vinicius demasiado tarde. Antes hubieran revolucionado, al menos la vocación de la grada. Se empeña en Benzemá. Asensio es el mismísimo “guadiana” en escasas. Lo mejor del Madrid, es que tiene al gran portero que es Courtois, que encima procedía del hechicero atlético.

Malos presagios para el Madrid, con esa tragedia galesa al que se le puede poner el nombre de Llywelyn el último rey galés y la reprobación general, porque el Madrid sólo ha disminuido el caudal de brillantez, de un equipo que no ha vuelto a ver las estrellas en cielo.
Quizá en este Real Madrid histórico, nos encontramos con un Ramsés. Florentino quiere pasar a la posteridad como el generador de la nueva obra faraónica del Bernabeu. Gastar quinientos millones y despreciar el fichaje de nuevos talentos, nuevas estrellas para su viejo Madrid galáctico, no creo que les siente bien al madridista de a pié, que quiere que su equipo siga ganado. Es como aquel Ramsés, que construyó su Abu Simbel, en homenaje a una batalla con los hijitas, que nunca ganó.

8
2

POSTS RELACIONADOS

Los comentarios están cerrados.