BORUSSIA DORTMUND 2 2 REAL MADRID

88941e36-3440-4889-9c75-97de6344a388

Sinceramente, no creo que Zidane sirva para ser  entrenador. Una vez más su torpeza en las estrategia, en la la zozobra de los minutos decisivos le incapacitan para ser un técnico con inteligencia. ¡Qué difícil es para los grandes jugadores convertirse en espartanos técnicos del montaje de todo un equipo!. Como en Gran Canaria, a Zidane se le escapa el partido en los últimos minutos, cuando el Dortmund era un animal muy malherido, sin fuerzas. El técnico favorito de Pérez no sabe manejar los lances. Se pierde en galimatías, por ejemplo, en la absurda, extraña posición de Kovacevic en los minutos finales, que propició un excesivo vuelo en el lado izquierdo de la linea madridista para que Carvajal, en su torpeza, dejara a Schurrle rematar a placer.

Pero es pura escatalogía con ese desastre que es Ramos, culpable del primer tanto germano, culpable de que el equipo juegue con taquicardia. Y cobra diez millones, porque a todos nos los recordó en las semanas de su repugnante renovación.

En definitiva, tal como presagiaba – lean, lean lo que llevaba escrito- la fiebre amarilla ha dejado al Madrid como un equipo con escasa moral, que no cree en su solvencia y con dos miembros como Ronaldo y Benzema, que francamente, los sufre el equipo, porque es jugar con dos menos. Tres, si contamos al “paquete” James, que es una máquina de perder balones, que  ni  ataca ni de defiende, un inútil a la colombiana. Y con tres menos aunque los demás sean muy buenos, sobre todo con la actuación Navas, en plan milagrero, el equipo blanco se tiñe de enfermo ,custodiado por la tremenda “fiebre amarilla” de esta última semana. Y eso que es Dortmund, por mucho que nos lo quieran vender, no es el de Jurgen Klopp.

El equipo de Zidane lleva tres partidos seguidos sin ganar. Jamás cierra los lances y, desde que no está Casemiro, es un desastre en la relación defensa- progresión ofensiva. Pero clamar por la vuelta de Casemiro, que no es más que un jugador táctico, significa que el que dirige el equipo no tiene ni idea.

germany_soccer_champions_league-c3972_20160927205343-kcd-u41607545816cze-980x554mundodeportivo-web

Claro que me dirán que el Madrid jugó el partido más centrado y respondido con lucha en Dortmund, pero eso no basta. No quiero insistir en que Ramos no puede jugar ya más de defensa. Que el Madrid no tiene goleadores. Que otra vez, un defensa, tuvo que marcar.

Así que a Ramos  que lo pongan de ariete para rematar de cabeza, para lo único que vale,  que aún sería mejor que el patético Benzema, que se cae cuando se queda sólo,como en el primer tiempo, falla un gol cantado que le cede Bale y, otra vez, a un metro de la portería, cruza la pelota al poste y tiene que rematarla Varane. Benzema es el peor delantero centro de la historia madridista en los últimos treinta años.Y ahí sigue , porque lo trajo Zidane, que es el paradigma además del nepotismo al incluir a sus dos hijos en la lista de la Champions. Preparación y ruindad.

Un modesto escritor como el inglés Sax Rohmer creó el personaje más “kistch” y estúpido, el villano chino más famoso, el doctor Fu – Manchú, con el  maravilloso Christopher Lee,  en el  celuloide. Fu- Manchú, el villano más perverso de la fiebre amarilla  ha dejado postrado  a Zidane, le ha metido el  “demonio amarillo” dentro de su torpe predisposición táctica.

2
0

About the Author

Por Julián Ruiz en Sep 27, 2016

Julian Ruiz, periodista deportivo, ingeniero musical y productor de discos. Como periodista trabajó durante más de 11 años en el diario Marca. Actualmente es colaborador habitual del periódico El Mundo.

No hay comentarios

Deja un comentario