LA PAZ DE WEMBLEY LENNON

Anuncios

Todos hablamos de ministros, siniestros, pasamanos, latosos, obispos, pescadores y rabinos e incluso gurús, pero todo lo que decimos es que démosle una oportunidad a la paz. Es de catálogo. Cuando hay que hablar de paz hay que resucitar al 'santo muerto'. El término que no le gustaba al gran John Lennon. Pero el arranque de este comentario es puro Lennon de su canción Give peace a chance, que cantaba desde la cama en Toronto. Aunque anoche fue el bello arco iris de Wembley. El partido de la paz, démosle una oportunidad a la paz, al fútbol.

Porque como me decía un amigo árabe, los que más van a sufrir, si a cada día de fútbol hay un aviso de bomba y se suspende un partido, son los propios árabes, que se ha convertido en los mayores consumidores de fútbol. Incluso como 'paganinis' millonarios con el Mundial de Qatar, sus sobornos y componendas y ese dinero que regalan al Barcelona, con Qatar Airways o volar hacia el petróleo o los Emiratos Árabes del Madrid o los del Arsenal. El mundo es de los fariseos que trafican con los petrodólares y los funerales yihadistas, entre la locura general.

LA PAZ DE WEMBLEY LENNON

Los futbolistas ingleses y franceses, poco antes del pitido inicial en Wembley. (Afp)

Es posible que Francia saliese un poco 'groggy' tras la pesadilla del viernes negro, que para más inri es el día de la santificación de Alá. Pero Inglaterra ha mostrado el nivel de superación que se se le suponía, tras la zozobra en la Costa Blanca. Dije que el fútbol español había hecho un enorme partido y me reafirmo. Cierto que los Tres Leones jugaron en Alicante con más miedo con vergüenza, pero aún así la selección inglesa ha crecido como  cuando Sir Alf Ramsey completó el milagro del Mundial. 

Aunque en esta globalización es el argentino Pochettino quien tiene gran culpa del retorno de una selección que tuvo que pasar hasta por la penuria de Capello. Pochettino ha creado a Alli, el mismo que hace un año jugaba en el Milton Keynes y que ha marcado esplendorosamente el primer gran tanto Y, desde luego, a Kane, que es una gran referencia ofensiva. O la imaginación de Lallana. Todos del Tottenham, si gastar apenas dinero.  Hasta Rooney estuvo mejor, porque con Barkley al lado ambos mejoran. Y detrás esta ese nuevo fenómeno que es Stones.

Deschamps dio descanso a Pogba, Giroud y Griezmann y eso es conceder mucha ventaja o dejarte sentenciado a no marcar. Es lo que ocurrió en un partido de paz, o de fútbol sin miedo. Si el pánico llega al fútbol , nos habremos quedado sin fútbol. Ni a Espartaco se le ocurrió acabar con los circos romanos. Sólo quería la libertad de los gladiadores. Como todos.

0
0

POSTS RELACIONADOS

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Los comentarios están cerrados.