LA TRAVIATA DE ANCELOTTI

Anuncios

Ancelotti me recuerda al Alfredo de La Traviata de Verdi, cuando su amante Violeta -la Liga- le canta 'Addio del passato'. El técnico italiano cantó y cantó la peor representación en toda su existencia en el Real Madrid. Ante un heroico Valladolid, que lucha por no ser un descendido, no hizo más que cometer error tras error. Una ignominia. Además, parece que Zidane le abandona, que no quiere compartir ya semejante 'tándem'. Y se quiere ir a Francia, donde sea.

Resulta recalcitrante que se empeñe en Isco como centrocampista y su compañero Modric, dos jugadores de 'media-punta', que tiene un corto, cortísimo recorrido en el centro del campo. Por culpa de ellos, el equipo acabó asfixiado. Ancelotti está tan pasado de moda, es tan torpe futbolísticamente que cuando no está Bale, en vez de darle la alegría a Di María por el lado izquierdo, donde le gusta, le empotra como a Bale en el lado derecho, a pierna contraria. Un invento, entre otros de Cruyff, que siempre me ha parecido anti-natural.

LA TRAVIATA DE ANCELOTTI

Casillas no puede evitar el gol de Osorio en el Nuevo Zorrilla. (Foto: Afp)

Luego está este club, este equipo técnico entregado a los caprichos de Ronaldo. Si en el entrenamiento se queja de sus problemas en el muslo izquierdo, ¿para qué le dejan jugar? En cuanto a Benzema es un tema que simplemente me parece intolerable. Y que no apunten a Morata, que sale sin ritmo de partidos, totalmente desquiciado.

Pero el mayor disparate  de Ancelotti fue cómo manejó el final del partido. Qué horror. Ni Fellini hubiera diseñado un final tan tragicómico. Saca al ruedo a Marcelo. Nadie sabe dónde jugó, sustituyendo a Benzema. Antes había aparecido el de los 'toros guipuzcoanos', el de los 40 kilos, que mejora el remate de cabeza de Osorio en el empate vallisoletano, mientras Casillas se hace una 'palomita' absurda.

Una vez más, Iker de Móstoles se come un gol en un córner. Pero ¿no era el santo de los milagros? Resulta que, finalmente, con él se ha perdido la Liga. Tanta maniobra medíática para restituirle en la Liga y es el propio Casillas quien acaba con la Liga, desde luego no Diego López, al que le habían birlado la portería. Un asunto tan pésimamente manejado por un caduco técnico que sólo pretende dar gusto a todos . Y todos sabemos que eso es imposible.

Me daba repugnancia cuando los palmeros decían que Ancelotti ya había logrado una mejor temporada que Mourinho. ¡Qué vergüenza!. Ni se acuerdan ya de que Mourinho le hizo ganar al Madrid un título de Copa —como Ancelotti— pero ante el mejor equipo de la historia, el equipo de Messi, Xavi, Iniesta y Guardiola. Mentes cortas, ideas cortas.

La Liga ha muerto para un Madrid con un panorama melodramático. No se sabe cuál es la lesión de Ronaldo, ni la de Pepe, ni la Di María. Y lo peor: este equipo no puede ni con la camiseta. Es un desastre dietético, físico y todo lo que queramos decir. Y ¿quieren ganar la Décima? Este viejo técnico llamado Ancelotti, con nombre de aria de Verdi, acaba la temporada en un caos nada fiable.

0
0

POSTS RELACIONADOS

Los comentarios están cerrados.