LAS FISURAS DEL BUNKER ALEMAN

Consigue notificaciones en tiempo real de las últimas publicaciones. ¡Suscríbete!

ALEMANIA1 1ESPAÑA
LAS FISURAS DEL BUNKER ALEMAN

Se confirma que la frase de que en el fútbol siempre ganan los alemanes ha pasado de moda. Vivimos una pandemia que significa el final de una era. Incluso en el fútbol. Es absolutamente surrealista que Alemania fuera tan mezquina en Suttugart, con el museo de la Mercedes en frente.

Miedosa, encerrada atrás como un animal herido, pasto del pánico que producía   una selección española majestuosa que todo el partido había dado un baño al vapor en juego, técnica y posicionamiento a una de las selecciones alemanas más perplejas y dóciles y mediocres  en la era de Joachim Löwe. Sólo que España no tenía la cinta del gol.

Para seguir leyendo, hazte Suscriptor

Date de alta ahora y disfruta de todos los artículos en exclusiva de El Cortador del Césped.

Anuncios

Además, ¡los 30 primeros días son gratis! ¿A qué esperas?

LAS FISURAS DEL BUNKER ALEMAN
¿Ya eres Suscriptor? Iniciar sesión .

se va del Bayern después de haberle convertido en el mejor equipo del mundo. Es ya uno de los mejores jugadores del mundo. Su partido en su Alemania tan reconocible fue un ejercicio de prodigio fútbolístico, en el pase, en la imposición de su técnica mas brillante.

Fue correspondido por un vibrante Ansu Fati,  que resonó en la fábrica de Mercedes de Sttugart  como una enorme promesa , el mejor atacante y él único con un sentido natural para hacer goles, como demostró en el tanto  que le anuló el carroñero del arbitro italiano por una supuesta falta de Sergio Ramos. Pero allí estaba para justicia un lateral izquierdo como Gayá, para vengarse los nibelungos.

Es cierto que Löwe no pudo disponer de los jugadores del Bayern, pero su nueva selección es un galimatías de potencia y frágil técnica. Tiene jugadores poderosos físicamente, pero salvo las “delicatessen” de mi tocayo Drexler es un equipo sin finura individual. Se salvan porque poseen una asesino del área como Werner, que no aparece nunca, hasta que te inmola con un gol prodigios, fruto de su olfato imparable.

Lo que no tuvo España nunca, aunque dominara , fue sentido el sentido perpendicular del gol. Alemania  bailó al ritmo asturiano de Luis Enrique, pero sin pólvora. Rodrigo falló  un gol por ser zurdo.

Luis Enrique, en  su breve estancia como seleccionador, lleva 60 jugadores de prueba y es incapaz de hacer una selección titular, salvo los “viejos” Navas, Ramos y Busquets, que cada día, este aparece como un letrado antiguo del juego. Tampoco se entiende que el visceral Luis Enrique todavía no se ha dado cuenta que Llorente, junto con , son los dos jugadores imprescindibles de España. Pero esa es otra curiosa a historia de la escabrosa mente del seleccionador. Que prefiere al Fabián napolitano.

Fue un partido intenso, interesante. Quizá tenga más hambre de fútbol que la propia locura del coronavirus. Pero hubo  emoción, sutilezas españolas, magias seguidas de las correrías wagnerianas de Sanè, que afortunadamente se lesionó cuando pudo rematar a España. Un partido vibrante, interesante, con suspense hasta el último segundo y con la clara definición de que en el fútbol el salario del miedo, como el germano, acaba con un  disgusto para el más cobarde.

1
0

Los comentarios están cerrados.