LAS RISAS DEL FANTASMA DE CASILLAS

Anuncios

Ed Woodward, vicepresidente del Manchester United y máximo responsable de las operaciones del club debió leer ensimismadamente "Les liaisons dangereuses" de Choderlos y detenerse en el proverbio "la venganza es un plato que se sirve frío" que aparece en la novela. 

Woodward, que tiene como referencia académica la de ser "contable", se ha vengado con frialdad y alevosía del Real Madrid. ¿Por qué? Según cuenta su mano derecha, Richard Arnold, Woodward no digirió bien una serie de insultos e improperios que recibió en el palco, a cuenta de la situación de De Gea, el "mejor jugador" del Manchester United, donde también se encontraba el meta, "castigado" por Van Gaal. Desde ese día "quiso" vengarse del Real Madrid.

Así que toda la puesta en escena para "vender" a la máxima estrella del Manchester por poco dinero y comprar a un portero que nunca quisieron como Keylor Navas se parecía más que grotescamente a la historia de David Ward en la película "El Golpe". El Madrid ha sido el pobre Robert Shaw del film. Ha caído en la trampa de "dos trileros" como Woodward y Van Gaal.

Lo que parece inaudito es que el Woodward madridista, es decir, el ínclito José Ángel Sánchez, "valido" del monarca Florentino Pérez, haya picado de manera tan escandalosa y tan ridícula como Robert Shaw en el film. Es el mismo ejecutivo, el que fuera "el mejor vendedor de El Corte Inglés" que se colocó los galones al fichar a Beckham, con Florentino como presidente, también al mismísimo Ronaldo con Calderón como presidente y el mismo que hizo una "operación" portentosa con la venta de Di María siempre al mismo club, el Manchester. Woodward le dijo que ya estaba bien a Sánchez y le ha metido en la trampa como a un pobre ratón con un poco de queso. Como ha querido. Mientras que el pobre Sánchez se ha quedado intentando en volver a meter "su pomada del éxito" en su propio tubo. Vergonzoso.

Quizá Sanchez se ha confiado excesivamente en ese aprendiz de diablo que es el intermediario Mendes, también protagonista en todas las "operaciones" con el Manchester. Se dice que Mendes jamás perdonará que Sánchez no admitiera a su "jugador en propiedad" Falcao en la disciplina del Madrid y ha sido Mourinho, otro de sus protegidos, el que se ha quedado con el "cargo". Además, Mendes en "aquella noche de aquel día" estaba muy ocupado en venderle precisamente a un juvenil del Monaco como Martial , en una operación que le reportaba pingües beneficios. Mendes se ha convertido en el diablo del fútbol mundial. Un peligro con intereses cruzados y peligrosos como la novela de "Amistades Peligrosas". Volvemos otra vez al principio.

LAS RISAS DEL FANTASMA DE CASILLAS

Seguro que Woodward y Van Gaal harán firmar, incluso en la misma piel del diablo, su contrato de renovación con el Manchester. Si uno fuera De Gea no lo firmaría. El "cabeza cuadrada" de Van Gaal no tiene ni opciones de amenazarle con no jugar si no firma. Van Gaal es prisionero de Dea Gea hasta que se acabe el contrato del meta. Es su firma como agente del diablo.

¿Dónde se queda Florentino Pérez en esta película? Cada día veo más distanciado al presidente de la entidad blanca. Como si viviera en otro mundo financiero. Como si viviera en Miami, como los Glazer, los dueños del Manchester.

El "caso De Gea " le deja muy tocado. Pero es que desde que a Mourinho se le ocurrió poner al primer hombre en la tierra, a Adán, en la portería del Real Madrid, la meta está marcada como un estigma. Ya puedo escuchar las risas sardónicas del fantasma de Casillas. Escucha, escucha el Bernabéu. 

0
0

POSTS RELACIONADOS

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Los comentarios están cerrados.