LOS MOSQUITOS INGLESES

Anuncios

INGLATERRA 2 1 TUNEZ

Kane salvó a la Reina en el más grave tropiezo de juego, de calidad de una Inglaterra que habría que venderla cuanto antes.  El delantero,  que tiene el precio más alto en el más que sobreestimado mercado  del fútbol, tampoco cantó  como un “beatle”.

Otra de las selecciones “grandes” se recreó con  el partido más aburrido del Mundial. Ni Inglaterra ni Túnez tuvieron piedad  de los mosquitos . Los acunaron hasta vomitarlos o dejarlos atontados con el virus . Quizá los convirtieron en la mosca “tse-tse”  y nos inocularon el sueño.

A esta pobre y ridícula Inglaterra habría que venderla por lo que vale “una libra”. Sólo hay que escuchar aquel álbum de Genesis de Peter Gabriel , quizá el mejor de ellos,  “Selling England by Pound”. Título perfecto para el asombroso barullo táctico que sostiene Southgate , el peor seleccionador de la historia inglesa. Me he acordado del disco, porque en su portada aparece una “cortadora de césped”, que me dio la idea del título de esta sección.

Pero es que la mitad de los ingleses no valdrían ni para cortar el “green” inglés.Son jugadores sin brújula técnica, mal colocados, con rigurosa falta de imaginación futbolística. Es como si a jugadores como Lingard,Alli, Sterling, se les hubiera caído el talento en el Támesis o se hubieran puesto enfermos de cansancio  en la vieja Stalingrado.

No hay coherencia ni fuste en el juego de la selección de esos “tres leones”, que parecen famélicos. Quizá absolutamente agotados con esa despiadada temporada de partidos , tras partidos, incluso en Navidad. Estos jugadores llegan más cansados que el cerebro del “jovencito Frankenstein”de su compatriota Mary Shelley. Todo ellos ,agravado por un seleccionador, que lo más redondo que  ha visto ha sido una sandía inglesa.

No se le puede culpar a Túnez. Llega hasta donde llega, con sus jugadores “amateurs” , su inconsistencia técnica. Pero al menos aguantan  el pulso hasta que que como náufragos se ahogan en el mar, porque ya no pueden más. Le pasó en los último compases ante la selección española y el ha vuelto a pasar ante Inglaterra.

El Mundial, hasta la fecha, es anti-revolucionario, justo en el país de la revolución bolchevique. Fallan los grandes. Hay mucho correr, mucho físico y poca belleza. Kane será “the lion king”, pero su apático  partido fue como el de  aquel cazador que se creyó que en el desierto tunecino había  una selva para cazar. Pero para él “la Rosa del Desierto”, como cantaba Sting.

0
0

POSTS RELACIONADOS