LOS TRES REJONAZOS DE RONALDO

Anuncios

PORTUGAL 3 3 ESPAÑA

En el día que conocíamos el “rejonazo” de la hacienda española a Cristiano Ronaldo, el de Madeira nos ha pegado tres “rejonazos”, que no necesitó ni caballos. A balón parado y con el regalito de De Gea, que todavía padece la sombra de la duda. Ignoro lo que pasa por la cabeza del portero del Manchester United, pero ese gol de Ronaldo le castiga con esa espesa maldición de que nunca será meta del Real Madrid.

Decía Luis Aragonés que en el primer partido de un mundial lo único que no se podía perdonar era una derrota. Sólo la hermosa calidad y raza de la selección española ha podido evacuar la tragedia, aunque ha estado al borde del abismo en dos ocasiones, por culpa de un penalti estúpido de Nacho y un regalo del portero. Siempre se levantó como Lázaro la selección de Hierro, con talento, con casta, con un soberbio Diego Costa, pero no se puede competir con un depredador del gol, un jugador que me asombra, porque jamás hizo una jugada de fútbol, pero a balón parado, o semi parado, mató las ilusiones de una selección que no estuvo ni mal ni bien, sino todo lo contrario como es el estigma del fútbol español. Entre la tragedia, el orgasmo y la desesperación.

Hay varias conclusiones tras este partido. Diego Costa sea ha convertido en el “lagarto del gol”. Es el “9” del que dudábamos. Ha pasado la prueba de su propio número. Segundo. Isco y Silva no aportan casi nada o absolutamente nada. Con Lucas Vázquez y Asensio en la bandas hubiera hecho fosfatina al endeble retaguardia lusa, que siempre fue estupenda cuando no se le jugaba por los extremos o como aquel pelotazo de Busquets a Diego Costa, que me recordó con nostalgia a los largos pases de Hierro a Hugo Sanchez, por despertarme en el túnel del tiempo.

Es imposible en estos momentos quitarle a De Gea, pero ya escribí en el último partido que Kepa es el portero. No se arruga. Es un monstruo. El debut de De “Fea” en un mundial, que es el escaparate definitivo de los jugadores, ha resultado nocivo para la estrella del Manchester United.

Si me preguntan por la clasificación, viendo la agonía marroquí y la dislocada, fútil Irán, creo que no se puede padecer preocupaciones. Además, la selección tiene raza, técnica y ambición. No es fácil remontar en dos ocasiones en un Mundial. Menos ante un equipo tan elíptico y crítico. Y creo en Hierro como un autentico líder. Sabe de fútbol y baila por encima  la depresión de Lopetegui.

No he hablado de Portugal. Es un equipo “posicional Santos”, más que un equipo con imaginación. Ronaldo es el Dios. Pero ha tenido mucha suerte. Al fin y al cabo, me recuerda aquellas palabras de Luis de Camoes, tras estas tablas de Damiel: “Hablad de castellanos y de portugueses, porque españoles somos todos”.

8
2

POSTS RELACIONADOS