LUIS ENRIQUE O ‘MR COMPLEJOS’

Anuncios

El gran aspirante a ser el líder de la próxima Liga catalana de fútbol tiene un grave problema. Se llama Luis Enrique. Un entrenador que como técnico es un compendio de complejos, porque sabe que le falta personalidad. No tiene talento para estar donde está ahora mismo, aunque su mayor logro fuera sustituir a Pep Guardiola como técnico del Barça B. Menuda gloria.

LUIS ENRIQUE O 'MR COMPLEJOS'

Luis Enrique es un ser acomplejado desde que lo conocí en el Real Madrid. A falta de inteligencia técnica se refugia en sus gafas de sol, en sentarse encima de un balón o en hacerse el duro en las ruedas informativas. Es toda una procesión para salvaguardar sus complejos. Técnicamente, no tiene imaginación ni recursos tácticos. Como un buen mimo aprendió en la Roma que es muy importante no encajar goles y que hay que defender al menos con seis. Del Celta sólo ha emprendió su sentido menor del fútbol. Luis Enrique tácticamente, no piensa a lo grande. Si tuviéramos que aplicarlo musicalmente, siempre toca en menores.

Por ejemplo, anoche mismo, en Málaga. Cuando el equipo no funcionaba, por su puñetera culpa, con Rakitic de doble 'stopper' con Busquets, se carga a esa especie de Robinho a la baja que es Neymar y a Pedro, que siempre es el más rápido, el más goleador.

Es en ese momento cuando aparecen sus demonios en los  complejos. Los sustituye por por Sandro y Munir, que considera que son sus dos grandes hallazgos, pero que no pasan por ser lo que son, dos jugadores en busca de la fama, como si compitieran en 'Operación triunfo'

Cojos, Pedrito y Neymar son mucho mejores. Pero para demostrar que es el que manda, cuando sufre de complejo de inferioridad, tiene que tratar de imponer sus ideas, aunque sean menores. Como no pudo  imponerse en autoridad ni con Tello ni con Deulofeu , los mandó al exilio, cuando son fenómenos si se les compara con la 'mole' Sandro y la falsa estrella que es Munir. Pero en este fútbol, todo vale. Incluso las gafas de sol de Luis Enrique, en plena oscuridad malacitana.

La cuestión Messi es punto y aparte. No entiendo las loas y panegíricos en glorificar a a la imagen de Messi en los dos últimos partidos. Creo que está otra vez en sobrepeso, que le aburre correr, luchar y que el 'choripan' ha penetrado en su mente, que es mucho peor. Parece una estrella que ya está de vuelta de todo. Mientras tanto, Xavi se consume en el banquillo y seguro que piensa: "¿Qué narices está pasando aquí?

No encajar un gol es bueno para el 'catenaccio' italiano, para la Roma, pero para el Barça es otra cosa.

0
0

POSTS RELACIONADOS

Los comentarios están cerrados.