PARIS ST. GERMAIN 4 0 FC BARCELONA

El Barcelona del pobre técnico Luis Enrique fue un mequetrefe, un botarate en el Parque del Diablo más que de los Príncipes. Desactivado el genio de la lámpara Messi, el Paris St. Germain del gran Unai Emery fue una apisonadora, un terrible terremoto que dejó al Barcelona en coma desde el primer minuto de partido.

Sinceramente, es el peor Barcelona que he visto en al menos veinticinco años. Un Barça desangelado, sin alma, sin tino, trotando como un fantasma acobardado, dada la intensidad y el despliegue táctico de un PSG imperial, un auténtico monarca del fútbol europeo, con Verrati, Draxler y Rabio impresionantes, poderosos, imparables. Con la ayuda de Matudi, que tuvo el poder de la ubicuidad.

¿Que hizo ante todo ese huracán francés el ínclito Luis Enrique?. Pues, quedarse con cara de pasmado, anhelado, sorprendido que Uni Emery conociera todos los defectos, todos los pecados, hasta los inconfesables del actual Barça. Unai Emery había trabajado con una humildad franciscana el partido. ¿Que había hecho el técnico asturiano?. Mirarse su ombligo, ponerse sus gafas de sol y despedirse del paraíso, porque será imposible que alguien del Barça quiera seguir con semejante “Lucho”. Escribí hace meses que era el peor técnico de los azulgrana desde los tiempos de Serra Ferrer. Aunque eso es insultar al técnico mallorquín, porque él ni siquiera tenía a Messi.

Una vergüenza, como dije hace mucho tiempo, a pesar de que me han llovido muchos insultos de culés ciegos. Con Lucho, al Barça se le ha olvidado jugar al fútbol. Depende sólo de Messi. Es un equipo de estúpidos contragolpes. Desactivar a los Tres Sudamericanos como lo ha logrado Emery es bastante fácil, si estudia y se tienen buenos jugadores, porque entre cuatro, cinco o seis asaltantes rondaban cada acción de cualquier jugador del Barcelona, que no salía nunca de la presión, como axfisiado, sin imaginación, sin que el mediocre Luis Enrique pudiera frotar la lampara de Aladino, porque simplemente, se le había dejado en la Ciudad Condal.


Me decía un amigo independista catalán, antes de la catástrofe, que era la auténtica confrontación entre los equipo de Francia y Cataluña independiente. No crean, hasta ese delirio nacionalista perjudica a un equipo, que a partir de ahora puede jugar contra el Cornella, a este paso.

Me han dicho que el Barcelona ha vivido en el hotel propiedad del PSG, cuyo dueño, por supuesto es el gobierno quatarí, el de la publicidad azulgrana. Me dicen que han sido capaces de boicotear al Barça, con cloroformo, con algún tranquilizante. Era peor que eso. El PSG con Emery como Gabriel Faure le escribió un Requiem en La Madaleine, donde ejercía como músico de capilla el genial músico. Jamás he sentido más emoción que escuchar el mejor Requiem de toda la historia de la música, el de Faure, en la propia Madeleine.Bello, bellisimo Paris Saint Germain.

6
2

About the Author

Por Julián Ruiz en Feb 14, 2017

Julian Ruiz, periodista deportivo, ingeniero musical y productor de discos. Como periodista trabajó durante más de 11 años en el diario Marca. Actualmente es colaborador habitual del periódico El Mundo.

Comentarios (2)

  • Ruben

    Messi se enteró de que venía Maradona y le entró el pánico. Lo que no le dijeron es que estaba en Madrid, no en París.

  • Catalaneando

    Aparte de no tener ningún plan contra adversarios de riesgo, el equipo no tiene ninguna jugada ensayada. Hay jugadores que no pueden jugar en el equipo, un supuesto defensa que lo único que hace es correr en paralelo al atacante sin saber marcar (S. Roberto) y sin saber cubrir su zona, solamente con galopadas hasta perder la pelota.
    Un mediocampo que deja todo a un jugador (S.Busquets) que ha tenido su minuto de gloria, pero que muchisimas veces colabora con el rival, perdiendo un sinfín de balones, un inútil que corre corre como un pony (J. Alba) sin rumbo fijo, siempre queda allí arriba, donde cualquier jugador rápido lo deja atrás, que deja una pradera tras su paso y que decididamente sus piernas cortas no son de carreras de 100 m, tambien se le ha pasado su momento. Otro jugador que parece que está en todas partes y que no está en ninguna (A Gomez), un crack que ha visto muchisimos dias de gloria, pero que ya pasó ( A Iniesta). Un jugador caótico que insiste en gambetear a todo un equipo hasta que le quitan la pelota (Neymar). Y un técnico que solo tiene que organizar a 7 jugadores (quitando al tridente y al portero), que quiere aparentar de listo en sus comparecencias en ruedas de prensa, que no sabe, no contesta cuando le preguntan al simple, tiene que tener los días contados.

Deja un comentario