EL MADRID CAE EN UN AGUJERO NEGRO

Anuncios

CELTA DE VIGO 2 2 REAL MADRID

No mereció más el Real Madrid que un empate. Fue lo justo. En ningún momento dio la sensación serenísima de que podía salvar el pésimo resultado de Chamartín. A veces, este Real Madrid me recuerda a las tribulaciones de Zidane como el patético Barón Munchausen, que en su delirio de profesor ignoto, se atrevió a a decir que a la luna se llegaría con un globo aeroestático. Claro que so fue en el siglo XVIII y estamos en XXI.

El piloto Zidane de la nave galáctica dio unos cursos acelerados, con malos resultados en el Castilla y se atrevió con la perspectiva del Proyecto Florentino. Mientras que el piloto automático ha funcionado, gracias a los grandes jugadores y al buen funcionamiento de los motores nucleares,  no ha habido problema. Lo malo es cuando el Barón Zidane ha tenido que ser el que lleve la nave de mutu propio, con problemas con los lesionados, con la propia estructura del equipo, con dieciocho lesiones musculares, porque tiene al simulacro de preparador físico que le dejaba entrenar  lo que quería  cuando Zizou era miembro de la tripulación de la Juventus.

El Madrid actual es un disparate. El ingeniero jefe Ronaldo, sólo actúa cuando la nave está detenida, a balón parado. Así hubiera podido jugar Puskas hasta los cincuenta años, que aún era mejor en ejecutar las faltas. Lo de Benzema es un chiste que nos cuentan Florentino y el propio capitán de la nave espacial averiada.

Y eso que al Celta le dio el vértigo de verse  ganador e hizo un horripilante partido, desbocado, taquícárdico, sin cabeza, corriendo como una manada de lobos, pero sin cabeza. Hasta Iago Aspas jugó un partido lamentable.

Da igual. Aparece siempre el gafe de siempre, es decir, Danilo y la nave pierde todo su equilibrio. Es como si Danilo apretara siempre un botón que dejara a al nave sin oxígeno. Patético. Aunque lo más detestable para el madridista es que tampoco ve a ningún jugador con la garra suficiente, la inteligencia pasional, justo para ayudar al pobre piloto de la galaxia madridista. Jugadores como Kovacic, Kross, Asensio  palidecen de miedo. Parecen jugadores mucho peores de lo que son. El piloto ya no sabe si jugar con cuatro, con tres o con dos ingenieros en el centro de la nave.

Tampoco tiene claro si debe jugar con tres defensas, cuatro o sin nadie. En cualquier caso, siempre opta por la peor decisión para la nave. Pone a Asensio por el lado izquierdo, deja fuera a Lucas Vázquez el miembro más en forma y, al final, lo mete por el lado izquierda, con lo que “sólo sabe darle de cabeza”. ¿Donde jugaba Benzema?. ¿De ingeniero de un agujero negro?.

Esta nave galáctica sí que ha entrado en un agujero negro. Poco se sabe de ellos. Pero no es ciencia-ficción. Este es el grave problema del barón Zidane y su  “fin de la infancia espacial”, como decía el autor de “2001 Odisea del espacio”, que veía mejor el cielo desde Ceilán.

5
0

POSTS RELACIONADOS