MESSI ES GAFE PARA ARGENTINA

Anuncios

Chile mereció su primer título de la historia de la Copa de América. Fue más pragmático, bastante más combativo y supo zafarse de su complejo de inferioridad. Chile supo ser vibrante, generosa. No hizo un magnífico partido. Ni siquiera para enmarcar, pero su victoria es el mayor éxito de su futbol desde el Mundial de 1962, que llegó a ser tercera milagrosamente.

Definitivamente, Messi es gafe para la Albiceleste. Quiera o no, le van a meter al diván con el complejo de psiquiatras que genera el fútbol argentino. En apena un año ha perdido dos finales decisivas con su país. Nada menos que el final del Mundial ante Alemania y esta esperpéntica ante Chile. En ambos partidos ni apareció, ni se hizo notar. Ni mucho menos hizo un gol. Algo espantoso. Como si Maradona le estuviera haciendo 'vudú' desde hace años. Maradona pasará como ídolo de Argentina. Messi sólo será el exiliado campeón del Barça.

MESSI ES GAFE PARA ARGENTINA

Messi, cariacontecido, tras la entrega de trofeos. (Foto: Afp)

Es tal el grado intensivo como gafe, que incluso arrastra la suerte con sus decisiones. El máximo exponente de su mal fario es el Tata Martino, que hizo un infame planteamiento de toda la Copa de América y rídículo con su final. Perder ante una selección que es mucho peor que la valía de tus jugadores es el peor pecado para un ténico. Sampaoli le volvió a loco, con tres defensas, dos bandas que mataban y dejaban en vergüenza a  Zabaleta y Rojo, posiblemente, los dos peores jugadores argentinos. Pero es que, además, Medel fue un 'perro de presa' demasiado canino para Messi. Pastore se paseó por el partido y el Kun Agüero está agotado, sin olfato. 

Espectacular el meta Bravo. Maravilloso. Es el tercer mejor portero del mundo, tras Courtois y De Gea. Es el perfecto para redondear una espina dorsal chilena fundamental, a base de Medel, Vidal y Vargas. Por cierto, Vidal ha dicho que quiere llegar al Madrid. Sería el mejor fichaje desde los tiempos de Pirri. Me recuerda mucho al ceutí en se sentido.

Ni hablar del 'patata' Higuaín, en su línea macabra. Perdió un gol antes de la prórroga y mandó el balón a los Andes en su penalti. Es un petardo. Tampoco se entiende la presencia de De Michelis, que está absolutamente acabado y Lucas Biglia, al que quiere colocar el Lazio en cualquier equipo que le dé dinero.

Por lo demás, tremenda y horrible Copa de América. Un desfile de partidos mediocres, con selecciones que están muy lejos de ser el estandarte del fútbol mundial. Si Brasil, Uruguay y Argentina están como están es síntoma de que América está en el confín del fútbol. Al fin y al cabo eso significa Chile, el 'confín' del mundo, según describían los indios mitimaes o quizá el gran canto del pájaro llamado Trile, que anoche cantó "Chile, Chile".

0
0

POSTS RELACIONADOS

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Los comentarios están cerrados.