MIEDO EN EL OASIS

Anuncios

Sinceramente: ¡Qué malo es el ingeniero! No me extraña que el jeque personalmente haya querido adelantar la destitución de Pellegrini y resaltar el fichaje de ‘Pepe’ Guardiola. Durante unos años , el chileno ha desperdiciado mill millones en una plantilla hecha a base de talonario, para acabar como un equipo menor durante toda la segunda fase del lance más importante en la historia del City, porque estaba extenuado con el excesivo  ritmo de partido.

Demasiado miedo en Zidane. Planteó el partido como si el City del ingeniero fuera el Barça. Equivocación total. Hizo el pésimo cambio de Jesé por Benzema. No porque Benzema mereciese seguir en su puesto, sino porque ahí necesitaba un falso “nueve”, como el propio Benzema. Es decir,  James que hubiera sido el exquisito, pero Zidane sabe que el colombiano, con lengua sudamericana, habla mal a sus espaldas y le ha dado la extremaunción en el Madrid. No quiere ni verlo. Luego, quitó a Kroos, cuando estaba, inopinadamente,  siendo el mejor. Zidane es un alumnillo. ¡Cuanto le queda para ser un buen entrenador! Es increíble.

Me parece ridículo que el Real Madrid no ganase en Manchester. Cuando tenía un “oasis” entero para acabar con el City, en la segunda parte. Sólo ví a Noel Gallagher. A  Liam no lo ví, pero estaba por allí. Pero sé por Noel que Pellegrini es un cádaver que huele en el City y nadie quiere estar cerca.

Ridículo. Un cero a cero es un mal resultado para el visitante, pero como veo al City,  regularmente, me parece que ha firmado su sentencia. El equipo de Pellegrini  no soporta un ritmo de juego alto. En el minuto treinta, el fastuosos equipo de millones del ingeniero, ya no podía con la botas. En la segunda fase, cuando el Madrid debió sentenciar su pase hacia la final, volvió a cometer un grave error Zidane. Metió a Bale por la izquierda y le dejó sin posibilidad de gol,  a pierna cambiada, como le gusta al galés. Pero Bale es sólo una buena persona. Traga y no es Ronaldo. Mientras,  Lucas Vázquez tiene el ritmo de fútbol del español, que no de un grande. Todavía es una actor secundario.

Hay que acusar a Ronaldo, como hemos venido avisando durante los últimos lances.  Ha preferido meter goles contra el Getafe, con el que fuera, para ganar sus números y su Bota de Oro. Lo he escrito de antemano y me ponían a  parir. En su pecado lleva su penitencia. Se va a quedar sin nada, por su narcisismo, por su egoísmo pervertido. Sin nada de nada y con el pecado mortal de dejar a su equipo sin sus goles en el partido más importante de la temporada, lo que inhabilita como jugador de club. Vergüenza  para un presidente ridículo, que ha propiciado la dictadura de un Ronaldo en decadencia. De Benzema ni hablo. Siempre se aparta de los grandes lances, de los grandes momentos. Es una escarnio como jugador.  Lo siento como un extraño personaje.

Es cierto que Bale no ha tenido la calidad que se le presupone, pero lo volvieron loco. Cuando Zidane lo metió por la izquierda, lo mató. Menos mal que Bale es listo y él sólo se metió por el centro y creaba el desasosiego de dos centrales del City, que son de risa.

Es increíble que el City  saliera vivo del Etihad. En todo el partido, no creó ni una sola ocasión de gol. ¿Jugó Aguero? Fue aplastado por el Real Madrid en todo la segunda parte. Enorme Casemiro. Una vez más, el mejor.  Lo patético el que el City tiene un buen resultado para Chamartín.

Pero le convino al mediocre de Pellegrini: “¿Qué va a hacer en Chamartín”. Muy buena pregunta me diría Lineker, que jamás ha entendido al mayor vendedor de crecepelos chileno en el mundo de fútbol. Mira por donde, Zidane no tiene un pelo de tonto. Es que no le queda ni uno.

0
0

POSTS RELACIONADOS