ODíN Y EL DIOS CRISTIANO

Anuncios

Leí hace poco que, tras los horrores de la crisis económica de Islandia y sus corruptos dirigentes, el pueblo de Bjork volvía a las tradiciones nórdicas. Es decir, rechazaban a los dioses cristianos y volvían a los dioses de la sabiduría, de la guerra y la muerte. Es decir, Thor, Odín,  Freya y Hel.

Como viejos vikingos, Islandia hizo historia en su primera participación de una fase final de una Eurocopa. Portugal, la del dios Cristiano, no pudo con un equipo con caballos de ocho patas de un fortaleza física espeluznante. Casi lograron su Valhalla.

170320_540x289

No me lo puedo creer, porque Portugal posee unos jugadores fantásticos. Es posible que Pepe y Carvalho estén ya para la jubilación, pero el lateral izquierdo Guerreiro es una joya. Es increíble cómo el Oporto ya no cuenta con Casemiro y se encuentra con uno mejor, alto, poderoso, técnico como Danilo Pereira. Por no hablar de la calidad de Moutinho, André Gomes o esa joya que es Joao Mario.

Pero, amigo, el problema es que no tiene delanteros. Tampoco goleadores. Nani no es mucho. Quaresma está de capa caída y Ronaldo, nuestro Cristiano, siempre llega tarde a todo. Hace muchas lunas vikingas, quizá dos años que sólo escucha “Marrakesh Express”, la canción de Graham Nash, de Crosby, Stills and Nash.

Como he escrito en ocasiones, se trata ya casi de un ex jugador. Y, en el segundo tiempo estuvo patético. Hubo un pase largo de Pepe en el primer periodo que le dejó solo para rematar. Ni siquiera la enganchó. No llega. Pierde esas fracciones de segundo decisivas. Y no quiero señalar, pero aún con la crisis, para Messi, eso hubiera sido gol.

Como el Madrid siga con el pensamiento de que no necesita una renovación se equivocará. Una Champions ganada a penaltis, no es un referente mágico. Portugal se fió de Ronaldo y lo pagó con un triste empate ante los vikingos.

Y eso que a Sigurdsson, que parece una estrella en el Swansea, sólo se le vio en una jugada. Sólo al principio. Nada más. Pero los vikingos corrieron como posesos. Incluso tuvieron una chance final, en homenaje a su dios Thor, que rezaba con miles de almas en las gradas de St. Etienne, como el grupo inglés que cantaba A good thing, que Almodóvar la metió en la película Volver. Palabra que no conjuga en el diccionario actual del dios Cristiano. Venganza de Odín.

0
0

POSTS RELACIONADOS

Los comentarios están cerrados.