¿PARA QUE SIRVE EL CRISTIANISMO?

Anuncios

CORUÑA 2 6 REAL MADRID

Lean ustedes. No quiero ponerle una zancadilla a la goleada madridista, porque no me gusta ser pájaro de mal agüero. Pero la estupidez humana llegará a plantearse  que el Madrid debe jugar con estos “muchachos” como decía don Alfredo.

Confíen en mí, con perdón, con la devoción que tengo por los humildes, no había visto jugar peor a un equipo  de Primera División desde hacía mucho tiempo. Ahora, los piperos, los cortesanos madridistas saldrán con la euforia de los grandes optimistas. Llegarán hasta confirmar la divinización de James, Morata, y, sobre todo, de Isco, como sumo sacerdote de la gloria blanca. Lo que quieran decir. Pero los sueños, sueños son. Y el Madrid de Isco le ganó al Deportivo de La Coruña, con un equipo pobre de imaginación y de presupuesto, con un Pepe Mel, que es un desastre como técnico, desde que lo conocí.

Los veinte primeros minutos del Madrid fueron como cualquier combate en el que un peso pesado empieza a pegar golpes a un tercera fila, hasta dejarle inconsciente. Hasta Morata parecía un goleador soberbio. Pero   empezó a perder goles cantados, por su puñetera manía de meter un gol al segundo, al tercer toque, con lo que falla o se le ocurre pasarlo a un compañero erróneo. ¿Lo quiere Mourinho ?. Que se lo lleve con un lazo rojo, color del Manchester.

Pero no quiero ser tan perverso. Lo cierto es que el Madrid, cuando no está Ronaldo, el equipo no juega para él. Cada uno tiene otros sistemas constitutivos técnicamente. Isco es más Isco. James es más rematador. Asensio es increíble. Nadie depende de Ronaldo. Por eso, cada día pienso más que el Madrid no necesita a Ronaldo, en pura regresión. Es  como si el Real Madrid no creyera en el “cristianismo”. Sólo el asunto quedaría zanjado, si el Madrid lograra un goleador, porque Morata y Benzema son dos desastres constituyentes como marcadores.

Por otra parte, el equipo siempre se parte, siempre soporta una defensa verbenera, con esos simulacros de laterales defensivos que son Danilo y, sobre todo, el incorregible Marcelo. El Madrid es como un autopista abierta hacia el desastre defensivo.

Pero, en fin, el Madrid ha solventado la depresión o trauma “post- Barcelona”. Sigue en la Liga. Pero si me permiten les diré sinceramente que estos mismos que jugaron en Coruña, ante el Atlético de Madrid, serían pasto de los tiburones de Simeone.

7
2

POSTS RELACIONADOS