PASEO MILITAR RUSO

PASEO MILITAR RUSO

Anuncios

RUSIA50ARABIA SAUDITA

PASEO MILITAR RUSO

Ahogado por la nostalgia, este partido inaugural me ha llevado a mis vivencias,  justo cuando comencé en el diario Marca, en el año 1970. ¿Por qué?. Porque fue la vieja URSS la que jugó con México el partido inaugural. Acabó cero a cero y casi con un juego a fuego lento.

Todos los comienzos mundialistas son aburridos, sin fuste, sin historias. Sólo los dos goles del “español”, el de la alineación indebida, Cheryshev estuvieron a la altura de un Mundial. Fue un indiscutible paseo militar ruso en la Plaza Roja. Demasiados alfeñiques en la selección árabe. El dinero no lo puede comprar todo en el fútbol. No he visto nunca un buen meta árabe y en el equipo de Pizzi el portero es horrible, sobre todo con el juego por alto. Un horror.

Ni hubo partido. Era tanta la superioridad rusa tanto táctica como técnica, que cuando los árabes se cansaron de correr, parecía un equipo sediento en su propio desierto futbolístico. Rusia me pareció una selección  con orden militar, organizado por ese “soviet” que es Cherchesov. Estoy casi seguro de que la nueva Rusia llegará muy lejos, tras gastarse más de mil millones de euros en este disparate mundialista .

PASEO MILITAR RUSO

De alguna manera, sin duda, este va a ser el Mundial del Gran Hermano. El omnipresente, el gran vigilante, el Gran hermano como escribía justo hace setenta años, el genial George Orwell en su “1984”. Es decir, el VAR de los mil ojos, el “policía del pensamiento del fútbol”.

En una sociedad rusa que, propiamente, como se leía en la novela, se manipula la información, se vive con una vigilancia masiva y la represión policial y social. La manipulación del nuevo Zar ruso, mister Putin. Hasta en la ceremonia inaugural al ínclito Robbie Williams le han prohibido cantar su éxito, Party like a Russian”.

Es el auténtico neo-facismo que nunca ha dudado de utilizar al poderoso fútbol, como en el Mundial de 1934, para mayor gloria de Mussolini. O en el Mundial de Argentina de 1978, con probable manipulación  por parte de la dictadura militar de Videla.

Ahora, toca hablar de la “división roja” en Rusia. Cuando hace años hablaba con Hierro, me impresionaba su visión del fútbol panorámico. Como un águila. Le decía que iba a ser un gran entrenador. Veía al fútbol con un sentido común muy particular, como con aquellos pases de sesenta metros cuando jugaba.

Además, es un enorme líder, muy superior al flamenco Ramos. Pero prefirió los despachos. Ahora, le toca ser el águila del escudo de la selección española y levantar el ánimo de una deprimida expedición por culpa de la crisis personal de un Zar Blanco.

0
0

POSTS RELACIONADOS