‘PORCA MISERIA’

Anuncios

El Atlético está eliminado. La suerte sacó su guillotina. El fútbol es cruel, vengativo, mezquizo. Toda la suerte que los rojiblancos tuvieron hace meses en la final de Copa se convirtió en toda la mala suerte del mundo esta noche, nuevo portal de una final de Copa. 

Hubo dos jugadas que demostraban el 'locus de control' freudiano. Godín cabecea un córner y como es costumbre, Casillas se la come, pero milagrosamente, cuando el balón parece dentro, aparece el pequeño Modric y salva el tanto. Pocos lances más tarde, ese arrebato caprichoso de la suerte se ceba otra vez en Godín, al tratar de repeler un disparo de Di María, cambia la dirección de la pelota y Courtois se traga el segundo gol, engañado, justo como en el decisivo primer tanto de Pepe.

Ese primer rechace de un mediocre Insúa acabó con golpear las firmes estructuras del Atlético. En realidad, el equipo de Simeone no sabe jugar con los grandes si recibe un tanto. No se recuperó casi nunca. Encima veo agotados física y psíquicamente a Gabi y Koke. "Porca miseria", algo vital para el esquema de Simeone.

'PORCA MISERIA'

Modric salva bajo palos un cabezazo de Godín. (Foto: Efe)

Es decir, que la diosa Fortuna se rio del Atlético de una manera disparatada. Sí, porque el partido fue bastante flojo técnicamente, adulterado por la ira. El fútbol colérico, sucio, bronco, desagradable en ocasiones. Quizá con los jugadores blancos excesivamente provocadores con Clos Gómez, dado que tenían la 'ventaja moral' por la sanción a Ronaldo. 

Podrán decir los madridistas que han jugado su mejor partido. Pero eso no es cierto. Que no se engañen, porque luego la realidad es muy diferente. Ni el Madrid jugó mejor que el Atlético, ni el Atlético jugó mejor que el Madrid. Fue un lance sin duende fulminante. Sólo los goles marcaban la personalidad del partido. Por cierto, ya me gustaría saber qué pasa con Bale y si el 'tándem' va a tener los suficiente bemoles para quitar a Jesé, que no hace casi nada en el juego, pero sale a gol por partido. 

Tuvo que ser Di María el que zarandeara a la suerte con su gran pase de gol a Jesé y su disparo de gol-Godín. Pero sigue sin ser un jugador creativo en el centro del campo. El Madrid sigue sufriendo mucho en la parcela intermedia. Por cierto, Ronaldo hizo uno de los peores partidos que le he visto en el Madrid. Con tantas emociones auríferas, le vendrá bien este descanso. Por no hablar de Benzema, que es como un holograma colocado en el terreno de juego por Zidane. Vergonzoso. Pero son las cosas del 'tándem', que ya se han metido en una final, sin jugar bien, sin tener el esquema definido, ni sistema garantizado. Que lo celebren con la diosa Fortuna.

0
0

POSTS RELACIONADOS

Los comentarios están cerrados.