¿QUE PASARIA SI HUBIERA UN GOLEADOR?

Anuncios
REAL MADRID 4 2 GERONA

¿QUE PASARIA SI HUBIERA UN GOLEADOR?¿Cuantos tantos hubiera podido lograr el Real Madrid si tuviera un goleador, uno sólo?. La respuesta sopla violentamente en el viento madridista. Es grave la tozudez de la Casa Blanca en despojarle de un goleador. Podrá sobrevivir el equipo de Solari, a base de mucho esfuerzo, ante el Leganés, ante el Gerona -escribo en castellano-, incluso ante el Sevilla. Pero seguro que no podrá antes los fatídicos envites de la Champions. Florentino juega con fuego por culpa de una obra faraónica con el nuevo estadio. Es lamentable.

El resultado es mezquino, rácano con el equipo blanco. Mereció más, mucho más. Y recibió dos tantos, en dos puros despistes de Odriozola y Marcelo en el primer gol catalán y de Llorente en el segundo. Un penalti infantil propiciado por la ansiedad de Llorente, que ya ha visto que que Casemiro está inmenso y que está destinado otra vez al banquillo. Otro globo que se ha inflado en Chamartín con Llorente.

Todavía no me explico como Solari prescindió de Casemiro y Modric. Ni muchos menos estaban agotados Y habían sido los artífices de un final del primer periodo alucinante, improbable tan sólo hace unas jornadas atrás. Solari ha metido otros veinte más adelante la presión. El conjunto se coordina mejor y ha encontrado un equipo tipo, sin Isco, sin Asensio y sin Bale. Tiene un mérito increíble Solari , pero se equivocó con los cambios.

Tuvo la suerte de que el Gerona había acabado con sus arrestos. Un equipo tan táctico propiciado por Eusebio, se hundió en las catacumbas de su desorden y de su cansancio. Hasta Benzema pudo meter un gol, pero todo eso después que Sergio Ramos resolviera la papeleta, gracias a un centro del más entonado Marcelo. En cuanto a Ramos, se encuentra en un momento pletórico. En la apoteosis de su carrera. No sólo es el capitán. Es el amo del Madrid.

En cuanto al Gerona, me recuerda a esos equipo que te vuelven loco, porque juega a la ruleta rusa táctica. Sus cambios de posiciones de los jugadores, sus desplantes al espacio, equivocan a cualquiera. Que se lo digan al Atlético de Simeone, al que es más difícil hacerle un gol que al banco de Inglaterra y le metieron tres en el Metropolitano.

El Madrid ha dado un trago largo, prolongado a la Copa de su vino blanco. Pero sería lamentable para el club pensar que se quedara como único objetivo este título tan sólo, cuando años atrás, siempre lo ha despreciado en favor de la gloria de la Champions. Tienen que pensárselo en la Cosa Blanca. Si suponen que con Vinicius y Benzema llegarán los goles serán más esperpénticos que aquel marido que vía a su mujer con otro, en posición sexual y, estaba convencido de que no hacían nada.

6
1

POSTS RELACIONADOS

Los comentarios están cerrados.