Los japoneses llaman Randori a estas ‘pachangas’ que vimos con el Real Madrid y su ‘sparring’, el fiel y filial Español. Si Luis Enrique vio el partido debe de estar encendido de odio contra Galca. El equipo nodriza del Madrid, el ‘terrible’ Español, que no dejó ni respirar al Barça, fue un ‘pelele’ , un pésimo ‘sparring’ ante el Madrid. Aunque le faltaran cinco jugadores claves los ‘pericos’ parecieron 11 ángeles que sólo querían ver a los Harlem Globetrotters, disfrazados de Ronaldo, Benzema y compañía. Lo mismo fueron seis que pudieron ser 10. El Español me recordaba a aquellos cristianos que aparecían por la bocana de un circo, dispuestos y convencidos para ser devorados por las fieras.

Todos los babosos saldrán ahora con la parafernalia de que con Zidane, el Madrid juega mejor, golea mejor y se ríe mejor de sus rivales en casa. Pero evaluar estas goleadas, con ángeles del ‘randori’ me parece que es prevaricar con el fútbol.

Esta serie de goleadas de Zidane en Chamartín me recuerdan a aquellos lances de Ancelotti antes de que llegara el diluvio y la gran catástrofe hace justo un año. Equipos birria que engordan los números, sobre todo los del narciso Ronaldo, pero que no evaluaban nada, absolutamente nada. El Español, por no hacer, ni hizo faltas, ni tuvo agresividad, ni siquiera presión en ningún lugar del juego, como si esperara el premio de una cesión más del Real, en forma de Lucas Vázquez o similar.

Creo que Ronaldo lleva 19 goles en Liga. Fíjense si las estadísticas engañan como bellacas, que ocho de ellos, el ególatra los ha marcado al mismo equipo, al conjunto amigo, al Español. Ya me dirán. No hay más comentarios. Casi la mitad en tan sólo dos partidos. ¿Hay que decir más?

Pero, por supuesto, los babosos glorificarán a Ronaldo, a Modric, a Kroos, que no pueden ni con sus botas, mientras Zidane, sin vergüenza ni honestidad, insulta constantemente a Benítez con la cantinela de la mediocre preparación física. Ignoro cómo Benítez calla y ni responde. Será que no ha cobrado todavía su finiquito. Lo cierto es que Zidane lleva ya unas semanas y el equipo, como con Benítez, se disuelve en un espeso chocolate. Al Madrid se le olvida jugar a partir de los 50 minutos. Pero no es algo escatológico como propaga Zidane. Es, simplemente, que ni Modric, ni Isco, ni James ni siquiera Kroos son centrocampistas. Pesa ya es una discusión manida y aburrida.

Mientras, para no aburrirnos, hablemos de Neymar y la supuesta posición seductora del Real Madrid. ¿Sería capaz realmente el Madrid de fichar a Neymar y pagar más de 230 millones de euros? Hace tiempo que el fútbol de este siglo XXI es una pervertida locura. Capaz de fichar al nuevo Robinho, con el que tampoco se sabe qué trampas más esconde. Simplemente me parecería una ‘gillipuyá’, como decían Tip y Coll. Pero amigo, el fútbol está loco, loco. Y ahora llega el juicio de la fiscalía, de Hacienda y las trampas.

0
0

About the Author

Por Julián Ruiz en Ene 31, 2016

Julian Ruiz, periodista deportivo, ingeniero musical y productor de discos. Como periodista trabajó durante más de 11 años en el diario Marca. Actualmente es colaborador habitual del periódico El Mundo.

No hay comentarios

Deja un comentario