RECEMOS A LUIS

Anuncios

Una 'bufonada', un error de un meta en su triste ocaso disimuló un mal partido de  la selección, en la atonía de los últimos meses por mucho que se diga que el balón se toca y se toca. Pero, ¿hacia dónde? Hacia ninguna parte. Este sistema ya sabemos que le cuesta hablar con Zeus para hacer un gol. Porque no hay repuesto claro para Torres, menos para Xavi, Iniesta, Puyol, además con un desaparecido Busquets y un Valdes que tiene su mente en otro país. Ni hablar de Casillas, que es mago del poste.

La novedad portentosa como se ha presentado a Diego Costa ha sido de comedia bufa. No he visto jugar tan mal a Diego Costa, así de mal, nunca. No sabemos si no se adapta al sistema Del Bosque o si los nervios le jugaron una mala pasada, pero de todas formas he escrito aquí que no me creo que sea mejor que Negredo, ni que Llorente, ni siquiera que Torres. La idea de Del Bosque es tan mala que, simplemente, asusta.

Del Bosque, en la banda del Calderón tras el gol de Pedro. (Foto: Afp)

Era lógico que España fuera el enemigo número uno de Brasil, pero es que con la digestión de Diego Costa en el estómago español, la selección se ha convertido en la selección más odiada en el Mundial de Brasil. Por la sencilla razón de que se juega en Brasil y el campeón del mundo juega con un brasileño que ha desertado. Maravillosa jugada estratégica del Marqués.

No sé de qué posición táctica se habla cuando los equipos de Del Bosque siempre jugarán con doble pivote, tres media puntas y un ariete, sea de verdad o de mentira. Otros años le fue bien con Alonso y Busquets, pero ha probado con Thiago, en lugar de alguno de ellos. Thiago es otro gran media punta. No puede jugar de Xabi Alonso. Es imposible. Se busca a Javi Martínez como central, porque no tenía a Piqué. No funciona tampoco. El hallazgo es Azpilicueta, que seguro viaja al Mundial. Además, con la respuesta de que pueda jugar en ambas bandas. Así que el mejor fue Pedro, porque quiere demostrar que, durmiendo, es mejor que Alexis. Es una pena que con tan grandes jugadores todavía no se haya planteado un sistema acorde a su calidad. 

Todo ello ante a una Italia sin ninguna estrella rutilante, como si la 'squadra azzurra' hubiera dimitido de grandes jugadores. Sólo había dos estrellas, Buffon y Pirlo. Dos viejas estrellas que ya no tiene luz, apenas. 

De todas formas, sigo sin entender viejos 'tics' de Del Bosque. Por ejemplo, Navas, un jugador extremo decimonónico, absurdo. También Albiol. ¿No hay mejores centrales? No se puede dudar tanto a tan pocos meses del Mundial. De no tener ni puñetera idea de cuál es el equipo. Pero es Del Bosque.Es como si el ángel custodio Aragonés nos hubiera abandonado. Recemos, recemos a Luis, que falta nos va a hacer, tal como veo a esta selección en conjunto, que nunca en individual.

0
0

POSTS RELACIONADOS